Una intoxicada por la mala combustión de un brasero y un fallecido por causas naturales esta noche en la provincia de Salamanca

  • Los sucesos se han producido en los municipios de Serradilla de Arroyo y El Bodón

Un hombre de 66 años ha sido encontrado muerto esta madrugada en una vivienda del municipio de Serradilla del Arroyo (Salamanca), y aunque en un principio se pensó que la muerte pudiera deberse a la presencia de un brasero, finalmente se ha confirmado que el deceso fue por causas naturales, ya que tenía problemas cardiacos.

Fuentes del 1-1-2 han precisado a Efe que inicialmente los servicios médicos que acudieron al lugar del suceso pensaron que la muerte del hombre se debía a una intoxicación por monóxido de carbono, ya que en la vivienda había un brasero.

Posteriormente, se constató que la muerte fue por causas naturales, al parecer por un infarto, ya que el hombre tenía problemas cardiacos.

Ayer tarde, otra mujer de 68 años tuvo que ser trasladada al hospital de Salamanca, tras sufrir otra intoxicación, al parecer por la mala combustión de un brasero de cisco, según indicaron los bomberos.

El suceso se produjo en una vivienda de la calle Beneficio del municipio salmantino del Bodón, y una llamada alertó al 1-1-2 de que había una mujer mareada, que se había desvanecido.

Por otra parte, una mujer de 68 años ha resultado intoxicada debido a la mala combustión de un brasero en el municipio salmantino de El Bodón, según han confirmado fuentes del 112 a Europa Press.

El incidente se registró el sábado minutos antes de las 18:34, momento en el que una llamada al centro de emergencias Castilla y León 112 solicitaba asistencia médica para una mujer que se había mareado y había sufrido un desvanecimiento en una vivienda de la calle Beneficio de El Bodón (Salamanca).

El 112 dio aviso del incidente a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que envió una UVI móvil. Ya en el domicilio, el personal de la UVI móvil informó de que se había detectado concentración de monóxido de carbono en el interior de la vivienda.

En ese momento, se actualizó la información a la Guardia Civil (COS) de Salamanca y a los Bomberos de la Diputación de Salamanca, que enviaron una dotación desde Ciudad Rodrigo.

El personal facultativo de Sacyl atendió a la mujer afectada por monóxido de carbono, que tiene 68 años y responde a las iniciales de L.B.M., y a quien se traslada más tarde en una ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de Salamanca-Edificio Clínico Universitario. Los bomberos indican como causa probable de la intoxicación un brasero de cisco.