Denuncian la existencia de 14 perros peligrosos en una parcela de Pelabravo

    Dos de los perros dentro de la valla.
    Dos de los perros dentro de la valla. / Word
    • El Ayuntamiento levanta un acta de inspección y se la remite al Servicio de la Ganadería de la Junta, que tiene la competencia sancionadora

    Vecinos de Pelabravo se han quejado y han denunciado la existencia de hasta 14 perros de raza potencialmente peligrosos en una finca del municipio, una denuncia que el pasado mes llegó al Ayuntamiento por parte de uno de los habitantes del municipio, aunque la Guardia Civil ya tenía denuncias anteriores sobre este hecho.

    Según afirman fuentes municipales, «a nosotros nos informaron en enero y a mediados del mes bajamos a realizar un acto de inspección» y lo que los trabajadores del Ayuntamiento se encontraron fueron animales de raza American Pitbull Terrier, 6 adultos y 8 cachorros; y otros sueltos. Hecha la inspección levantaron un acta, que fue remitida al Servicio de Ganadería de la Junta de Castilla y León porque «la competencia sancionadora de régimen jurídico» de animales potencialmente peligrosos es autonómica.

    Además de al Servicio de Ganadería, el Ayuntamiento lo notificó al Servicio de Medio Ambiente y al Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil).

    En el caso del Seprona, los funcionarios se personaron a la semana siguiente en el lugar y comentaron al Ayuntamiento que ya contaban con varias denuncias anteriores, algunas de agosto de 2016.

    Por su parte, desde el Servicio de Ganadería se pidió al Ayuntamiento un informe sobre las actuaciones realizadas, las cuales habían consistido en realizar un acta de comprobación de lo que había en la finca.

    El día que miembros del Ayuntamiento fueron a realizar las comprobaciones estaban «todas las persianas bajadas, dimos una vuelta por toda la finca y no salió nadie, a pesar de que había varios coches en el lugar». La entrada, según señalan, no tenía ningún timbre en el que poder llamar y «no conseguimos que saliera nadie, a pesar del estruendo que estaban haciendo los perros, porque además de los 14 de raza American Pitbull Terrier de diferentes edades había otros sueltos. O estaban escondidos porque vieron la furgoneta rotulada del Ayuntamiento o no me lo explico», afirman.

    El hecho de que sean perros potencialmente peligrosos obliga a sus dueños a tener una licencia de tenencia, algo que en este caso no existe, al menos no ha sido solicitada al Ayuntamiento, y es por ello por lo que se abrió el expediente sancionador que se remitió a la Junta, que es la administración que debe instruir el expediente y decidir si lo sanciona o si procede a la incautación de los animales, según considere oportuno, tal y como explican las fuentes municipales.

    Tras estos pasos, el Ayuntamiento de Pelabravo está a la espera de la decisión de la Junta, ya que como denunciante forma parte del proceso abierto y deben ser informado de la resolución adoptada.