Natividad Cabezas muestra el libro en el colegio Amor de Dios.
Natividad Cabezas muestra el libro en el colegio Amor de Dios. / LAYA

«Hay muchos padres perdidos que no saben cómo responder ante algunas situaciones»

  • Natividad Cabezas / Psicopedagoga y escritora

  • Su último trabajo afronta a modo de guía didáctica los problemas que genera la educación de los niños, y también reflexiona sobre la Tercera Edad

Con el sexto ya en marcha, Natividad Cabezas presenta este próximo viernes en el colegio Amor de Dios el quinto de sus libros. Un trabajo partido a la mitad pero bajo un mismo común denominador: la importancia de los valores familiares. La autora reflexiona sobre la educación de los hijos en una primera parte bajo el título ‘El pájaro que voló del nido’, y dedica la segunda a los enfermos de alzheimer bajo el apéndice ‘El perfume de una flor marchitada’, en un libro pensado por y para la Asociación de Alzheimer y la de antiguos alumnos del colegio Amor de Dios con las que se siente plenamente identificada.

–¿Guarda el libro alguna relación con la enfermedad?

–Es un testimonio en primera persona como madre y educadora durante 25 años en el colegio Amor de Dios, experiencia suficiente para reflexionar sobre la educación de nuestros hijos desde que nacen hasta que abandonan el hogar familiar. ¿Qué pretendo? Es una orientación a modo de guía didáctica para todos esos padres que están muy perdidos, y que no saben cómo responder ante determinadas situaciones. Y luego hay una segunda parte, con prólogo de Emiliano Jiménez, en el que hago una reflexión sobre el estado de la Tercera Edad. Luego he pedido la colaboración de dos niños, que han colaborado con sendos dibujos, y otras dieciséis personas, que van desde jóvenes que acaban de abandonar el nido, otros que no se han ido, abuelos, padres, y profesionales de la enseñanza que aportan sus testimonios.

–¿Todos los argumentos llevan al vínculo de la familia?

–Es que yo creo mucho en la fuerza de la familia. En sus valores y en el peso que tiene en la sociedad. Las sociedades en las que las familias tienen peso se tambalean menos.

–Nada que ver esta temática con la que desplegará en su próximo trabajo, ‘Un regalo bajo el burka’.

–Nada que ver. Ya lo quise escribir cuando estuve viviendo en Kuwait durante año y medio, y ahora después de la experiencia en Omán, donde he estado cinco meses, ha salido un libro muy personal que transmite mucha paz. Es más anecdótico, en el que me quedo con todo lo que nos une a los dos países y lo que nos aporta la cultura árabe.