Los presupuestos participativos del Ayuntamiento incumplen sus propios requisitos

Reunión del Consejo de Ciudad el pasado jueves en el Ayuntamiento.
Reunión del Consejo de Ciudad el pasado jueves en el Ayuntamiento. / Laya
  • Las asociaciones denuncian que todas las propuestas estaban ya incluidas antes de reunirse el Consejo de Ciudad

La presentación de los presupuestos participativos en el último Consejo de Ciudad, celebrado el jueves, no se ha saldado sin polémica. O sin, al menos, críticas a la forma en la que esta modalidad de participación ciudadana se ha llevado a cabo. Lo que enfada a algunas de las asociaciones que presentaron propuestas es que el acuerdo político entre PP y Ciudadanos se tomara y los presupuestos, por tanto, se diseñaran antes de que ese Consejo de Ciudad se celebrara.

Según el folleto repartido por el Ayuntamiento al inicio del proceso, sería el Consejo de Ciudad el encargado de «establecer un orden de prioridad para las propuestas viables», siendo después la Comisión de Hacienda el órgano que «determinaría la inclusión en el presupuesto de los proyectos viables». Y de ahí, al pleno municipal, que se celebrará, por cierto, el próximo jueves, 9 de febrero.

Aun así, el jueves el Consejo de Ciudad conoció los presupuestos ya elaborados, aunque, según fuentes municipales, la elección de las propuestas ciudadanas se realizó en «un grupo de trabajo creado al amparo del propio Consejo», algo que el equipo de Gobierno no especificó al comienzo del proceso, tal y como destacan las asociaciones. Asociaciones que, por otro lado, a día de hoy aún desconocen cuáles de sus propuestas en concreto se han incluido en las cuentas municipales para este año, pese a que el plazo para presentar esas ideas y peticiones finalizó el 30 de junio de 2016.

Fuentes de la oposición señalan, a su vez, que las propuestas ciudadanas incluidas en los presupuestos son, en ocasiones, «inversiones de mantenimiento». Así lo señala, por ejemplo, Pilar Moreno, del Grupo Municipal Ganemos, para quien «un cambio de farolas» no puede entrar en esta denominación, sino que tendría que ser algo que el Ayuntamiento realiza «porque es su trabajo». Ganemos echa en falta, además, la participación de los más jóvenes, que no han planteado peticiones.

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista considera también que el mecanismo de selección de propuestas debe mejorarse para próximas ediciones. «Valoramos en positivo la puesta en marcha de los presupuestos participativos, así como las propuestas realizadas por los vecinos, pero hay aspectos a mejorar y los plazos deben ser más amplios», señaló el portavoz, José Luis Mateos.