El ‘hacker’ de la calle Ancha

El ‘hacker’ de la calle Ancha
/ Imagen de la cuenta de Twitter de los Mossos que fue 'hackeada' el pasado mes de mayo. Word
  • La Policía detiene a un salmantino que operó desde Salamanca para colarse en la web y cuenta de Twitter de los Mossos d'Esquadra y difundir datos de 5.600 agentes

La Policía Nacional a una persona en Salamanca y ha practicado dos registros domiciliarios por orden de la juez de Barcelona que investiga el ataque informático al perfil de Twitter del Sindicato de Mossos d’Esquadra (SME), que comportó la difusión de datos personales de sus 5.600 agentes afiliados. Según informaron ayer fuentes cercanas al caso, el detenido en Salamanca guarda relación con el ataque de los ‘hackers’, por lo que agentes de la Policía Nacional ha registrado su domicilio en la calle Ancha donde se le intervino material y datos informáticos que puedan relacionarlo con el pirateo de la cuenta de Twitter del SME. Paralelamente, los Mossos d’Esquadra practicaron en Barcelona una entrada y registro de un domicilio supuestamente relacionado con el ataque informático, sin que por el momento se hayan llevado a cabo detenciones.

Las entradas y registros han sido acordadas por la juez de Barcelona que investiga el ataque que el pasado mes de mayo sufrió la cuenta de Twitter del sindcato de los Mossos, en la que los ‘hackers’ colgaron durante cerca de cuatro horas un enlace que daba acceso a los datos personales de los agentes de Mossos afiliados al sindicato, con sus nombres, domicilios, teléfonos y número de cuenta bancaria.

El ataque incluyó la modificación de la imagen de perfil de Twitter del SME, que fue sustituida por una fotografía de Ester Quintana, la mujer que perdió un ojo por un artefacto policial en una manifestación, y del documental ‘Ciutat Morta’, que denuncia un montaje policial de la Guardia Urbana en Barcelona.

La investigación del ataque informático, causa en la que el SME ejerce la acusación particular, está bajo secreto de sumario por orden de la juez instructora.

Tras el pirateo del Twitter detectado el pasado mes de mayo, el SME denunció nuevos ataques informáticos al servidor de su web, aunque de menor envergadura gracias a las medidas de seguridad que instalaron.