Estado de las calles próximas tras la celebración del mercadillo.
Estado de las calles próximas tras la celebración del mercadillo. / S.G.

El Consistorio apuesta por el mercadillo en los fosos

  • La decisión no está tomada pero mañana se verá en la comisión de Obras la ubicación entre las puertas de Amayuelas y Sancti Spíritus

Es uno de esos temas que está en el aire y sobre el que, de momento, no se ha tomado ninguna decisión en firme pero mañana mismo, la comisión de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo verá las posibilidades de cambio en la ubicación del mercadillo de los sábados.

La propuesta ya la hizo Ciudadanos y, de hecho, en su momento se la presentó tanto a los empresarios a través de su asociación, Afecir, como a las asociaciones de vecinos integradas en Fevesa; pero se entiende, que una vez que la formación asumió responsabilidades en el equipo de Gobierno, es la idea que se defiende.

Esta iniciativa pasa por trasladar la ubicación actual, en al zona de San Pelayo, a los fosos de la muralla, en concreto, a la parte comprendida entre la Puerta de Amayuelas y la de Sancti Spíritus.

Con este cambio, no necesariamente se vería mermado el número de puestos pues hay posibilidad de que en la zona más ancha se haga una doble fila pero sí que es verdad que, según fuentes municipales, «la tendencia es a limitar».

En primer lugar, y antes de seguir avanzando, es preciso que se pidan los permisos necesario a Patrimonio y, quizá, sería necesario realizar algún tipo de obra.

Otro paso por parte del Ayuntamiento es notificar a los titulares de los puestos que se extingue la relación y sería «como hacer un mercadillo nuevo», comentan estas mismas fuentes.

Al parecer, son 118 los puestos que tiene contabilizados el registro municipal pero aseguran que es un «jaleo» pues algunos de esos puestos están a nombre de titulares que no aparecen y es más complicado controlar la morosidad y, por otra parte, «118 son los puestos que están dados de alta pero se ponen más».

Insisten desde el Consistorio que «la decisión no está tomada pero se sigue adelante porque hay más razones a favor que en contra».

Calle Madrid

Por otra parte, el equipo de Gobierno ha decidido llevar a la práctica una de las propuestas que hicieron desde Afecir relativa a la calle Madrid y a los carnavales. El colectivo pedía que esa zona de paso de los encierros se convirtiera en una especie de zona expositiva al aire libre. Pues bien, se va a invitar a todo el que quiera participar a decorar todos esos tablones que protegen los escaparates o puertas de la calle durante los días de fiesta. Los interesados deberán presentar bocetos para hacer la calle «más atractiva» y aunque no habrá remuneración el Ayuntamiento pagará el material.