Imagen facilitada por la Consejería de Cultura del pergamino primitivo.
Imagen facilitada por la Consejería de Cultura del pergamino primitivo. / WORD

Cultura restaurará el pergamino inicial del retablo de San Esteban

  • La actuación se llevará a cabo a través del Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales

La Consejería de Cultura y Turismo realizará el estudio, conservación y restauración de un pergamino con el dibujo inicial del retablo del Convento de San Esteban, en Salamanca, y que está fechado en 1638.

Según dio a conocer ayer el departamento que dirige Josefa García Cirac, estos trabajos se realizarán en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, en Simancas, y se enmarca en de la colaboración entre la Junta y la Orden de los Dominicos, iniciada con motivo de su VIII Centenario.

De esta manera, se restaurará el pergamino de la traza primitiva del retablo mayor del Convento de San Esteban, un dibujo fechado en 1638 y de grandes dimensiones -147 x 104 centímetros-.

Su autor es el ensamblador Antonio González Ramiro, uno de los representantes del retablo de estructura clasicista que trabajó en Salamanca en la primera mitad del siglo XVII y a quien también se deben obras y esculturas en la catedral salmantina.

Según la información de la Consejería de Cultura y Turismo, el encargo, de lo que sería el primitivo proyecto del retablo mayor en la iglesia de San Esteban, se debe al V Duque de Alba, aunque el proyecto no llegó a materializarse.

El dibujo consta de dos piezas de pergamino unidas sobre las que se plasmó la traza en tinta y aguada.

En estos momentos, está enmarcado sobre un tablero, bastidor y marco de madera y presenta diferentes grados de alteración que desvirtúan la lectura de la obra: suciedad, numerosas manchas, pérdidas de soporte y una fuerte deshidratación de la piel que se manifiestan en tensiones, pliegues y deformaciones, según la Consejería de Cultura.

La intervención tendrá una duración aproximadamente de seis meses y comprenderá el estudio de los materiales, la recuperación físico-mecánica del soporte, un mayor grado de estabilidad material que facilitará la mejor comprensión estética de la obra.

El proyecto también contempla colocar un soporte expositivo, las recomendaciones y la incorporación de criterios ambientales necesarios para su correcta conservación.