Memoria y Justicia acudirá a los tribunales si la Junta decide mantener el medallón de Franco

  • Recuerdan que hay precedentes históricos, como sucedió con los medallones de Godoy y Carlos II, y solo quieren retirarlo y «no destrozarlo a martillazos»

La asociación Memoria y Justicia instó ayer a la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León a que se pronuncie en favor de la retirada del medallón del general Franco de los arcos de la Plaza Mayor.Para ello, resultará preciso el voto unánime de todos los miembros de la comisión en la reunión que celebrarán este próximo lunes, donde analizarán el informe que ha redactado el profesor de Historia del Arte, Antonio Casaseca, sobre el controvertido medallón, que glorifica la memoria del militar y estadista ferrolano.

La catedrática de Historia Contemporánea de la Usal y miembro de la comisión de expertos que aplicó la Ley de la Memoria Histórica, Josefina Cuesta, puntualizó que esta normativa contempla posibles excepciones a la hora de permitir el mantenimiento de algunos símbolos franquistas por «razones estéticas, arquitectónicas o de valor histórico».Sin el embargo, el medallón del ágora monumental no puede encuadrarse en este bloque de excepciones.

La profesora Cuesta recordó que el medallón está ubicado en el Pabellón Real de la Plaza Mayor, un emplazamiento para los reyes «y el dictador no era un monarca». Además, la protección con la que cuenta la estructura del siglo XVIII de la Plaza Mayor no abarca al medallón, dado que éste «es un añadido que se colocó en el año 1937, dos siglos más tarde». Por si fuera poco, el nieto del autor del medallón elaboró un inventario con 320 obras artísticas de su abuelo y no forma parte del mismo el medallón, «lo cual es muy significativo».

«Nadie lo quiere destruir a martillazos y solo queremos que se lleve a un lugar donde tenga sentido colocarlo acompañado de una explicación histórica». En este sentido, tanto la profesora Cuesta como Memoria y Justicia se decantan por trasladado al Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH).

Sin embargo, si la ComisiónTerritorial de Patrimonio se empeña en preservarlo en su actual emplazamiento, «lo único que se hará es cultivar los valores de este personaje, un golpista que accedió al poder de manera ilegal e ilegítima», proclamó Josefina Cuesta, quien dejo claro que «no queremos abrir heridas, ya que las heridas están todavía abiertas», refiriéndose a las fosas de represaliados republicanos del franquismo que todavía no han sido exhumadas.

En el caso de que la Comisión Territorial de Patrimonio se decante por no suprimir el medallón, Memoria y Justicia proseguirá con su estrategia reivindicativa y presentará un recurso por la vía contencioso administrativa ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León contra el dictamen de la comisión. Además, hay precedentes históricos de retirada de medallones, como sucedió con los de Godoy y Carlos II.

Cuesta también aludió a otras tesis que, el margen de la cuestiones históricas y artísticas, justifican la supresión, vinculadas a la memoria. Además, resaltó que la ONU también se ha pronunciado en contra de conservar la sismología franquista.