Imagen de las obras de urbanización que se ejecutan en el barrio de Pizarrales.
Imagen de las obras de urbanización que se ejecutan en el barrio de Pizarrales. / MANUEL LAYA

La urbanización de las calles Juan Miguel y Segovia en Pizarrales concluirá en febrero

  • El Consistorio recalca que las obras «van a buen ritmo» y responden a las reivindicaciones planteadas por los vecinos del barrio

El Ayuntamiento de Salamanca apuesta por impuilsar las actuaciones para mejorar la accesibilidad y la movilidad a la vez que eliminar barreras urbanas que dificulten el tránsito, según destacó ayer el concejal de Obras, Daniel Llanos, durante la visita a las calles Segovia y Juan Miguel.

En este sentido, Llanos subrayó que estas obras dan respuesta a las demandas de los vecinos y además de mejorar la accesibilidad contemplan la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento de agua, el pavimento y el refuerzo del alumbrado. También, tras señalar que avanzan a buen ritmo estando prevista su finalización en el mes de febrero, recordó que dan continuidad a las intervenciones urbanísticas llevadas a cabo en el barrio de Pizarrales en años anteriores, que han mejorado sustancialmente las calles La Amistad, La Luz, Rodríguez Hernández y Adelfas, entre otras.

El presupuesto de las intervenciones en la calle Juan Miguel es de 165.467 euros, con un baja del 39,04% respecto a la cantidad de licitación, y el de la calle Segovia es de 114.000 euros, lo que supone una baja de 37,17%.

Además, este mes de enero está previsto que finalicen diversas actuaciones para facilitar la accesibilidad y la movilidad en diversos barrios de la ciudad. Entre ellas, las obras en Peñuelas de San Blas, para eliminar los escalones de la plaza peatonal o en la calle Correhuela. También se han remodelado las aceras en la intersección de las calles Correhuela, Bermejeros y Portal de Camiñas y se ha dotado de plataforma única a la acera de Bermejeros con la calle Aire, mejorando en ambas zonas su accesibilidad para facilitar la movilidad a los peatones. En el caso de la calle Correhuela, también se ha actuado en las aceras hasta el cruce con la calle Gómez Moreno.

Por otro lado, continúan los trabajos de construcción de una rampa entre las calles Maestro Valverde y Maestro Marqués; en las calles Peñaranda y La Radio para que una nueva escalera salve el terraplén que las separa; en la calle Villalar, para construir una rampa que complete las escaleras que existen o en el acceso desde la glorieta Virgen de Loreto a la calle Diego Pisador. Del mismo modo, prosiguen las actuaciones en la zona comprendida entre el Paseo de San Gregorio, la plaza y la calle Vaguada de la Palma con la renovación de las aceras, la eliminación de desniveles y la creación de un espacio abierto.