Vista general de Ciudad Rodrigo.
Vista general de Ciudad Rodrigo. / S.G.

La comarca baja un 1,68% su población y se sitúa en 27.224 habitantes

  • Los datos, que se conocen con un año de retraso, indican que Miróbriga está por debajo de los 13.000 vecinos

Las cifras son las que muestran los datos reales pero a nadie se le escapa, a través de la propia percepción, que este proceso de caída libre de la población no iba a ser una excepción este año.

Los datos se conocen con un año de retraso, es decir, los de 2015 se cerraron a 31 de diciembre de 2016 y los de 2016 se cerrarán a 31 de diciembre de 2017.

Y son los números los que indican que en 2015, la comarca de Ciudad Rodrigo perdió 465 habitantes, colocándose en los 27.224. En términos porcentuales, ese descenso está en el 1,68%.

El caso de Ciudad Rodrigo también es bastante llamativo por el hecho de haber rebajado esa barrera psicológica de los 13.000 empadronados, en concreto, 12.896 personas están censadas en la cabeza de partido. Ese descenso, de un año para otro, ha sido de 156 personas, el -1,20%, manteniéndose así en la línea de los últimos años pues ya el año anterior Ciudad Rodrigo se dejó por el camino otros 157 vecinos.

Las estadísticas invitan a confusión, seguramente, y un crecimiento del 10,34% en Pastores, al final se traduce en que el censo municipal cuenta con seis vecinos más, hasta llegar a los 64. Porcentualmente, es este municipio el que más ha incrementado el número de personas.

Del lado opuesto está ese -15,38% de La Bouza, que perdió ese año 10 vecinos y se estanca en los 55.

El procurador socialista Juan Luis Cepa asume que los datos son «desastrosos» y que «se están perdiendo cada año entre 300 y 500 vecinos de media en la comarca».

Según los últimos datos, Salamanca es la provincia de Castilla y León que más habitantes ha perdido y «seguramente, con estos datos, ayudamos mucho a esa circunstancia y si miráramos por comarcas, seguramente tengamos una de las peores medias de la Comunidad».

Cepa apunta otra serie de datos que también son indicadores de la realidad y así, «de noviembre de 2015 a noviembre de 2016 hay 154 parados menos en Ciudad Rodrigo pero el número de afiliados a la Seguridad Social es de tan solo 65 más, lo que quiere decir que hay 89 personas menos que, o bien se han jubilado, o bien se han ido».

Evidentemente, la media de edad de los municipios también es muy alta, están muy envejecidos, pero reconoce que «el trabajo es una cuestión fundamental, cuando falta, la gente se marcha».

Partiendo de esta base, el futuro no es muy alentador y parece claro que la tónica va a ser la del descenso, «ya verás como no tardamos mucho en ver que Fuentes de Oñoro baja de los 1.000 habitantes».

La localidad oñorense ya está en los 1.051 habitantes, en 2015 perdió 15 vecinos, pero un año antes, en 2014, había bajado su censo en otros 71 vecinos. Después de Ciudad Rodrigo, el municipio que más población tiene es La Fuente de San Esteban con 1.351 vecinos, aunque también ha ido en descenso en los últimos años, perdiendo en 2015 a 18 empadronados y en 2014 a 15.

Sin duda alguna, envejecimiento y despoblación son dos de los grandes retos de la comarca.