El Norte de Castilla

Ciudadanos pedirá que la Junta financie gran parte del vial de entrada al Hospital

Acceso de vehículos derivado de las obras.
Acceso de vehículos derivado de las obras.
  • Desde el 2014 este camino se utiliza sólo para el tráfico de vehículos derivado de las obras

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León presentará una enmienda a los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2017 en la que pide la aportación de unos cinco millones de euros para la construcción del vial que dará acceso al nuevo Complejo Asistencial de Salamanca.

Se trata del vial que circula paralelo al río Tormes desde la glorieta del puente de la Universidad hasta el paseo de San Vicente y que permanece cerrado al tráfico de vehículos particulares desde que se intensificaron las obras del nuevo Hospital hace dos años y medio. Fue entonces cuando se desviaron las entradas y salidas en vehículo a la zona hospitalaria por la avenida de Maristas y calle Gregorio Marañón, dejando el vial para el tráfico correspondiente a las obras. Cabe recordar que las asociaciones vecinales reclamaron en aquel momento que se construyera antes el vial, que viene previsto en el Plan General de Ordenación Urbana, pero desde el Ayuntamiento se desestimó la idea por implicar más retrasos en la construcción del Hospital.

Ahora, con la estructura del nuevo Hospital prácticamente lista, es turno de plantearse la necesidad de adecuar cuanto antes el que será el acceso a la zona. Así lo creen desde Ciudadanos Castilla y León y así lo señaló David Castaño, portavoz adjunto del grupo naranja en las Cortes regionales: «es un cambio de estrategia con el que se podrán utilizar las partidas no gastadas en la construcción y agilizar los trabajos para intentar que el Hospital pueda estar listo en 2019».

Castaño explicó, asimismo, que el presupuesto global de esta vía de acceso tiene un coste presupuestado de unos 6,8 millones de euros. La intención de Ciudadanos es que se llegue a un acuerdo por el que la Junta financie cinco millones, aunque, matizó el procurador, «veremos después de la negociación de los presupuestos».

Si se consiguiera esta financiación las obras del vial podrían comenzar a finales de 2017, de cara a estar listas en 2018, añadió el portavoz naranja en un encuentro con los medios junto a sus compañeros de partido Francisco Igea y Manuel Mitadiel, diputado nacional y procurador autonómico en Castilla y León, respectivamente.

Castaño apuntó que el Grupo Ciudadanos abogó en 2016 por incorporar a los Presupuestos Autonómicos del último año una inyección económica de unos dos millones de euros para el Hospital de Salamanca, pero que, después de que ese esfuerzo no se haya materializado porque desde la Junta «alegan que la promotora no puede ir más deprisa», su formación va a apostar por acelerar las obras con este proyecto paralelo y necesario para conectar el nuevo complejo.

Previamente a esta comparecencia, los tres cargos públicos de Ciudadanos realizaron una visita al Hospital Clínico, guiados por la gerente Cristina Granados. De ese encuentro surgió la fecha de diciembre de 2018 como posible momento de apertura de algunas zonas del nuevo Hospital. A nadie se les escapa que el año próximo es clave para la ciudad por el Octavo Centenario de la Universidad de Salamanca y qué mejor para celebrarlo que abrir la nueva infraestructura del Complejo Hospitalario que también lleva el nombre de Universitario.

Cambio en la gestión

Por otro lado, y con respecto a la labor de la actual gerente, Ciudadanos carga las responsabilidades en Rafael López, gerente regional del Sacyl, –«el mayor culpable de lo que está pasando»–y, en líneas generales, en el modo de gestión que lleva a cabo el Partido Popular. En este sentido, el diputado nacional Francisco Igea echó mano de los indicadores y resultados del Hospital para reclamar que se suban al portal de Transparencia y no se oculten, de modo que no se impida la rendición de cuentas, «que debería ser una obligación para cualquier servidor público».

El parlamentario añadió que los problemas del hospital de Salamanca no son por falta de personal dedicado a la gestión –en el centro que cuenta con más jefes de servicio, subdirectores, supervisores y administrativos– sino porque la administración no es la correcta. «La Sanidad se gestiona con datos, como todas las empresas», aseveró. Datos referidos, continuó, al gasto, las listas de espera por servicio y también la mortalidad, entre otros.

Igea criticó, de igual modo, la «arbitrariedad que reina en la Consejería de Sanidad» en alusión a «las decenas de juicios que se han perdido por designaciones con sentencias interminables contrarias a la gestión». Sentencias que no tienen consecuencias, añadió el diputado, porque «es el ciudadano el que paga».

Francisco Igea insistió en que el sistema está mal gestionado y que «quitar la cabeza de un gerente puede dar satisfacción a una ‘marea’ pero no va a resolver el problema porque son las personas que dirigen la Consejería de Sanidad y la política que hace la que ha originado el desastre del sistema sanitario de Castilla y León».

Asimismo, reclamó que el Partido Popular «se replantee la gestión opaca y oculta que hace de la Sanidad» y haga otros nombramientos, al tiempo que ha opinado que los profesionales «están claramente amordazados porque el futuro depende de cosas que no tienen que ver con su capacidad».

Por su parte, el procurador autonómico Manuel Mitadiel denunció «la deplorable situación» del Complejo Asistencial de Salamanca por las largas listas de espera tanto quirúrgicas como de pruebas diagnósticas, el cierre de camas y la falta de personal.

Mitadiel recordó una de las primeras mociones presentadas por el Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca, en julio de 2015, y lamentó que desde aquella fecha no se haya avanzado nada y se sigan sucediendo los mismos problemas que se reseñaban en el documento.

Sobre la ausencia del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, en la manifestación del pasado domingo, los cargos de Ciudadanos le recomendaron que «dé un paso al frente» y que «comience a exigir tanto de forma pública como privada».

El grupo de trabajo sobre la Sanidad que se va a crear en el seno del Ayuntamiento de Salamanca es, a ojos de David Castaño, una «forma de ocultarse» y una «costumbre» para el PP, partido que para Ciudadanos «funciona como el Partido Comunista en la clandestinidad, con un perfil interior y otro exterior».