Esquina del hotel Corona Sol.
Esquina del hotel Corona Sol. / MANUEL LAYA

Avemur rechaza que el simple arreglo de las chimeneas regularice al Corona

  • Los vecinos de la calle Alarcón recuerdan que las licencias han sido anuladas y reclaman que se inicie desde su origen el proceso de concesión

La asociación Avemur rechaza que los problemas que afectan al hotel Corona Sol puedan solucionarse tan sólo con un arreglo, puntual o total, en las chimeneas que expulsan los gases del aparcamiento. Los vecinos de la calle Alarcón consideran, y así lo han manifestado a este medio, que la anulación de las licencias, conocida por las sentencias del pasado 5 de diciembre, «obliga a iniciar desde el comienzo el proceso de concesión de los permisos municipales».

Circunstancia que se complica pues, como es sabido, el edificio tiene una situación controvertida, urbanísticamente hablando, tras la anulación del estudio en detalle de transmisión de edificabilidad en el año 2013 por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y la paralización de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que incoó el equipo de Gobierno del PP en febrero de 2015. Es decir, la pregunta es si el Ayuntamiento puede conceder licencias a un edificio que no está conforme con la normativa urbanística municipal. «No pueden hacerlo así, de ahí que busquen un atajo dejando caer que con el arreglo de las chimeneas será suficiente», afirman los vecinos.

Solicitan el cierre

Así, continúan fuentes de Avemur, aunque cabe recurso de apelación por parte de la empresa, «el hotel ahora mismo no cuenta con licencias, ni ambiental ni la conformidad con la comunicación de inicio de actividad».

De ahí que la asociación de vecinos afectados reclame el cierre del establecimiento, aludiendo a lo señalado por las sentencias del juzgado de lo contencioso-administrativo del 5 de diciembre: «teniendo presente la diferencia de altura en que se encuentra el hotel en relación con las viviendas de los recurrentes, la emisión de gases de las chimeneas y, en caso de incendio, la salida de humos por esas chimeneas, y dado que la altura de las chimeneas no cumple ni la normativa expuesta ni el proyecto, procede anular por este motivo la licencia ambiental». Y al ser anulada la ambiental, la comunicación de inicio «debe ser también anulada, en cuento que la licencia ambiental no se ajustó al proyecto presentado, ni previó medidas correctoras para las chimeneas

En este sentido, cabe señalar que ayer el Grupo Municipal Ganemos, a través de su concejal Gabriel Risco, volvió a preguntar en la Comisión de Fomento y Patrimonio por la situación del Corona Sol. La respuesta del equipo de Gobierno fue que se está a la espera de nuevos trámites planteados por la empresa titular del hotel, Palco 3.