«No vamos a tragar con una sanidad privada a costa de la sanidad pública»

«No vamos a tragar con una sanidad privada a costa de la sanidad pública»
/ Multitudinaria manifestación en defensa de la sanidad pública. Laya
  • UGT y CC OO lamentan la inacción del alcalde, "lo único que hace es dejar morir los problemas, como hizo con el Diálogo Social"

El secretario general de UGT en Salamanca aseguró ayer que la respuesta de los salmantinos a la convocatoria de la Marea Blanca debería hacer reaccionar a los responsables sanitarios, «porque el clamor en defensa de la sanidad pública fue espectacular». José Luis Hernández Rivas aseguró que «deberíamos organizar otro gran acto en Salamanca pero de carácter regional para exigir la dimisión del gerente regional de Salud, Rafael López, y la del propio consejero, porque son los verdaderos responsables de la situación que vive la sanidad en Salamanca». Respecto al grupo de trabajo que ahora propone el alcalde, señaló que «debería haber estado encabezando la manifestación como máximo representante de todos los salmantino. Lo de esa comisión, es lo que hace siempre. Ante cualquier problema crear una comisión que lo único que hace es dejar morir los asuntos, como hizo con el Diálogo Social».

Por su parte Emilio Pérez, secretario provincial de CC OO, considera la situación «intolerable» y asegura que cambiará «cuando cambien las personas, empezando por la dimisión del consejero, que no deja de acumular mentiras cuando habla de plantas inutilizadas y cuando tiene que justificar el cierre de camas o de sustituciones que no se cubren. Pero hay que decirle que no vamos a tragar con una sanidad privada a costa de la sanida pública». El secretario de Comisiones Obreras añade, además, estar cansado de que se hable de una movilización política o sindical «cuando todo el mundo pudo ver que ha sido ciudadana», asegura, sorprendido por el número de gente mayor que se dio cita. «Vi mucha gente de entre 50 y 60 años, y es gente que habitualmente no sale a la calle», señala.

Sobre la ausencia del alcalde, Emilio Pérez sostiene que «debería ponerse a la cabeza de la reivindicación, no solo como alcalde sino también como secretario general de su partido. Con su silencio no es valiente porque no quiere enfrentarse a su partido y peca de cobarde. Su deuda con la ciudad es cada vez más grande».