Celebración de un homenaje junto a la escultura del torero.
Celebración de un homenaje junto a la escultura del torero. / WORD

La ciudad recordará a Julio Robles con música de pasodoble junto a su escultura

  • El matador de toros, tetrapléjico tras una cogida en Béziers, murió el 14 de enero de 2001 tras sufrir una perforación intestinal

El Ayuntamiento y la Federación de Peñas Taurinas de Salamanca rendirán el sábado, 14 de enero, el tradicional homenaje al matador de toros Julio Robles, con motivo del decimosexto aniversario de su fallecimiento. El acto de homenaje está previsto a las 13:00 horas junto a la estatua que le recuerda a las puertas de la plaza de toros de La Glorieta, obra del artista Salvador Amaya. Como en años anteriores, antes del inicio del acto, la Banda Municipal de Música interpretará siete pasodobles taurinos: ‘La puerta Grande’, ‘Manolete’, ‘Ragón Falez’, ‘Nerva’, ‘Amparito Roca’, ‘Gallito’ y ‘El Gato Montes’, en memoria al matador de toros.

También sonarán ‘El Arte en el cielo’, balada para trompeta dedicada al torero, y ‘A la memoria de Julio Robles»’ y ‘Compás de Verónicas’, que cerrarán el acto de recuerdo al diestro.

El homenaje comenzará con un responso del capellán de la Plaza de Toros, Constantino Cascón Bueno, para continuar con la colocación de un ramo de flores junto a la escultura del matador, situada muy cerca de las de los toreros salmantinos Pedro Gutiérrez Moya ‘El Niño de la Capea’ y Santiago Martín ‘El Viti’.

Robles nació en Fontiveros (Ávila) el 4 de diciembre de 1951, aunque es considerado un torero de Salamanca, donde vivió y regentó una ganadería. Robles, que desde muy temprana edad estuvo en contacto con el campo charro, se vistió por primera vez de luces el 28 de agosto de 1968 en Villavieja de Yeltes.

Quedó tetrapléjico tras sufrir una cogida en la plaza francesa de Béziers y murió el 14 de enero de 2001 tras ser operado de una perforación intestinal.