Melitina Cascón, una de las madres luchadoras de Villoria cumple 104 años

Melitina Cascón Araujo, la vecina más mayor de Villoria posaba así en su vivienda hace unos días.
Melitina Cascón Araujo, la vecina más mayor de Villoria posaba así en su vivienda hace unos días. / Word
  • Pese a que tuvo que pasar su aniversario en la cama, recibió el cariño de sus hijos y también un poema como felicitación

Melitina Cascón Araujo, cumplió ayer, día de Reyes, 104 años de edad. Es la vecina más anciana de Villoria. Más de un siglo viviendo en Villoria, la localidad en la que reside acompañada de su hija, Aladina María. Como regalo, su hijo Sigifredo María, más conocido en la localidad como Sigi, hace unos días publicó en Besana, la revista digital de Villoria, una carta y un poema dedicados a su madre. Sigi ha escrito un emocionante testimonio en el que testimonia que su madre siempre ha vivido en Villoria, motivo por el que «Este pueblo madre que es el tuyo más que de otros, porque pocas personas han vivido en el más que tú», dice en su emotiva carta.

Melitina Cascón se queja de dolores, aunque su aspecto no diría que los padece hasta hace unos días en que enfermó, motivo por el cual tuvo que pasar su 104 cumpleaños en la cama, mejorándose.

Esta mujer dio vida a ocho hijos: Hipólito, Valentín, Juan, Aladina, Julia, Sigifredo, José, Flores.

En Villoria es conocida por todo el pueblo, que la admira y guarda cariño, pues es portadora de muchos recuerdos de la villa, pero sobre todo de valores y un carácter serio y formal de los que escasean en la sociedad actual. Las palabras de su hijo Sigifredo María la describen como «especial y buena», además dice que es «un regalo para tus hijos», por eso de haber nacido el día de Reyes. Además su hijo recuerda otros hitos de la mujer más anciana y sabia de Villoria, «fuiste de las primeras madres que lucharon por la libertad, que hoy disfrutamos y me da pena que el pueblo se haya olvidado de esos hechos y de esos luchadores tan fácil».

Villoria es un pueblo de mujeres centenarias, la señora Felicitas Palomero García, tiene un año menos que ella. El hecho de ser un pueblo de mujeres centenarias hace al hijo de Melitina Cascón solicitar que pongan «en una calle de Villoria los nombres de todas esas madres que habéis superado los cien años», dice Sigifredo María Cascón.