El Norte de Castilla

Dos bebés de la Unidad de Neonatos acaban contagiados con bronquiolitis

    Imagen de una de las incubadoras de la UCI Pedriátrica del Hospital Clínico de Salamanca.
    Imagen de una de las incubadoras de la UCI Pedriátrica del Hospital Clínico de Salamanca. / El Norte
    • Los padres reclaman que se establezca un lugar aislado fuera de la unidad, mientras los responsables sanitarios insisten en el rigor médico de sus decisiones

    Dos bebés prematuros de la Unidad de Neonatos del Hospital Clínico de Salamanca han acabado contagiados con el virus de la bronquiolitis VRS, después de que hace unos días varios padres de los bebés ingresados en esta unidad denunciasen el traslado a la misma desde la UCI Pediátrica del mismo hospital de un menor con la enfermedad.

    Pese a que el menor afectado ya fue trasladado a otra unidad y de que la gerente del Complejo Hospitalaria respondió a la carta de queja de los padres con otra misiva garantizando que todo el procedimiento había sido correcto y que el niño con bronquiolitis había sido tratado en un box especial dentro de la Unidad de Neonatos, y por persona específico para ello, los temores de los padres se han cumplido y el día 31 se produjo el primer contagio de un bebé prematuro en la citada unidad.

    El neonato fue ubicado en una zona apartada pero dentro de la misma unidad y el grupo de padres afectados, volvió a intentar ponerse en contacto con los responsables sanitarios para intentar que estableciesen una sala de aislamiento en otro lugar y apropiada para la situación, no dentro de la misma unidad, para evitar nuevos contagios.

    Según señalan los padres, tanto la gerente como la jefa del servicio se encontraban de vacaciones, por lo que solo pudieron exponer el caso al responsable de guardia.

    Lamentablemente, ayer se produjo un nuevo contagio del virus de la bronquiolitis VRS, una de las modalidades más peligrosas y contagiosas y que mantiene aún ingresados en el Hospital a cincuenta niños, seis de ellos en la UCI Pediátrica.

    Ante esta situación, y tras escuchar las explicaciones que el pasado día 30 de diciembre dieron distintos responsables sanitarios respecto al brote de bronquiolitis VRS, el grupo de padres asegura que «es evidente que el famoso box atendido por personal específico y especializado no es suficiente, porque el virus se ha propagado y ya hay dos neonatos infectados». Por ello reclaman que lo que debe establecerse es una sala a la que podrían trasladarse la incubadoras y los equipos con los que se atiende a los neonatos y donde podrían ser cuidados perfectamente, evitando así posibles nuevos contagios.

    También señalaron que algunos profesionales han reconocido que la medida de trasladar al menor con la enfermedad a la Unidad de Neonatos, fue precipitada y errónea, por mucho que la Gerencia quiera argumentar que se actuó con total rigor médico.

    Por otra parte, ya la espera de que alguien les dé una respuesta a su reclamación, el grupo de padres quiso agradecer a todo el equipo de la Unidad de Neonatos «el gran esfuerzo que están haciendo por intentar salvar a nuestros pequeños y por protegerles todo lo que pueden pese a no tener los medios necesarios. Además, trabajan sin descanso y profesionalidad en esas circunstancias».

    Respuesta del Hospital

    Por su parte, fuentes del Complejo Asistencia de Salamanca, señalaron que todas las decisiones adoptadas en relación a este caso se han tomado bajo un escrito rigor médico y sin ningún tipo de improvisación.

    También señalaron que este virus se transmite fundamentalmente por el contacto con las manos y que el personal que atendió al menor trasladado desde la UCI Pediátrica no tocó en ningún momento a los bebés neonatos. Además, aseguraron que el contagio del virus no supone el desarrollo automático de la enfermedad, por lo que trataron de enviar un mensaje de tranquilidad a los padres, garantizando que se tomará la mejor decisión.