El Norte de Castilla

Las rebajas arrancan con la meta de lograr un gasto medio de 100 euros por persona

Llamativos descuentos. El pistoletazo de salida de la temporada de rebajas se caracterizó por descuentos que llegaban al 70%. No hubo aglomeraciones, pero los comercios registraron una gran afluencia de público.
Llamativos descuentos. El pistoletazo de salida de la temporada de rebajas se caracterizó por descuentos que llegaban al 70%. No hubo aglomeraciones, pero los comercios registraron una gran afluencia de público. / RUBÉN RAMOS
  • El comercio irradia optimismo y confía en superar el techo de los 85 euros del pasado año

  • Las previsiones apuntan a que las mayores compras se registrarán en los sectores del textil, el calzado, la electrónica y los complementos

El tejido comercial salmantino se muestra especialmente optimista en el inicio de las rebajas de enero. Sus previsiones apuntan a que se sobrepasarán con creces las compras y los porcentajes cosechados en la campaña de enero de la pasada anualidad. De hecho, se espera superar el volumen de ventas «entre un 5% y un 6%» respecto a enero de 2016, con un gasto medio por persona que podría alcanzar los 100 euros, según las primeras estimaciones que baraja el secretario de la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (Aesco), Emilio Checa. Este cálculo inicial resulta especialmente halagüeño y reconfortante, sobre todo si se tiene en cuenta que en las rebajas del primer mes de 2016 el gasto medio se situó entre los 75 y los 85 euros.

Los comercios afrontan este nuevo periodo en el marco de un contexto caracterizado por la liberalización en las fechas de las rebajas. Cada comercio tiene libertad para seguir su propia estrategia a la hora de fijar el día de inicio y la duración de la temporada de saldos, aunque la mayoría de los comercios comenzaron ayer, 3 de enero, la nueva temporada de rebajas, según puso de relieve Emilio Checa.

Los descuentos iniciales resultan especialmente llamativos, dado que en sectores como el textil las rebajas alcanzaron ayer, en el primer día de actividad, recortes situados entre el 50% y el 75%.

Aesco exteriorizó su optimismo al subrayar que las ventas continúan creciendo, tal como lo señala el último dato aportado por el Instituto Nacional de Estadística. De hecho, las ventas del comercio minorista aumentaron un 4% el pasado mes de noviembre respecto al mismo mes de 2015, coincidiendo con la celebración del Black Friday, poniendo de relieve que se encadenan 27 meses consecutivos de ascensos interanuales.

Eliminados los efectos estacionales y de calendario, la facturación del comercio minorista subió un 3,3% interanual (1,2 puntos superior a la de octubre). En este sentido y, tras analizar el primer mes de la temporada de Navidad, el sector en su conjunto está encarando la mejor campaña de los últimos años. Por tanto, de mantenerse esta tendencia, se espera que al cierre de la campaña navideña se cumplan las previsiones que baraja tanto Aesco como la Confederación Española de Comercio (CEC), de la que AESCO forma parte, y se registre el mencionado crecimiento interanual de las ventas del 6%.

Según señaló el presidente de Aesco, Benjamín Crespo, «la confianza del consumidor sigue creciendo y se sitúa en máximos desde que comenzara la crisis», como lo refleja el dato del Indicador mensual de Confianza del Consumidor publicado ayer por el CIS. Y es que el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) del pasado mes de diciembre se colocó en 100,7 puntos (1,3 puntos por encima del dato del mes anterior y máximo del índice a lo largo del 2016). En este sentido, la confianza del consumidor se recupera y superó en diciembre los fuertes descensos experimentados los pasados meses de septiembre y octubre, terminando 2016 en valores máximos del año. «Aunque aún nos queda mucho por recuperar, es un balón de oxígeno que permite a los comerciantes afrontar con optimismo el comienzo de las rebajas», puntualizó Benjamín Crespo.

Además, el presidente de Aesco destacó «la reactivación del consumo en las últimas semanas» y, sobre todo, «el optimismo de las pymes y autónomos del comercio salmantino que están haciendo un enorme esfuerzo por acercar en estas fechas al ciudadano sus productos al mejor precio». Tanto es así que muchos comerciantes se han adelantado a los Reyes y ya ofrecen descuentos que, en algunos casos, oscilan entre los citados 50% y 75% en determinados productos, tal como se podía apreciar ayer en algunos escaparates.

Los subsectores que, previsiblemente, más ventas tendrán en este periodo de rebajas serán el textil, calzado y complementos, equipamiento textil del hogar y electrónica.

En parecidos términos se expresó también la presidenta de la Asociación Salmantina de Empresarios del Comercio Vario (Asecov), Soledad Gómez, quien recalcó que las previsiones «son buenas» y auguran una positiva campaña, pese a que ayer el pistoletazo de salida no se notó de forma tan llamativa como era habitual en años precedentes, dado que cada establecimiento tiene plena libertad a la hora de fijar el inicio de las rebajas.