Gabriel Risco interviene en uno de los debates del pleno municipal.
Gabriel Risco interviene en uno de los debates del pleno municipal. / MANUEL LAYA

«El PP manipula el presupuesto para repartir dos millones a sus amigos»

  • Ganemos interpreta en términos de «despilfarro» y «clientelismo» la modificación de las cuentas que aprobó el pleno del Ayuntamiento el pasado 1 de diciembre

El grupo municipal de Ganemos inició ayer el nuevo año político desplegando una contundente batería de críticas y diatribas contra la gestión del alcalde Alfonso Fernández Mañueco al frente del Ayuntamiento. Sus ediles Virginia Carrera y Gabriel Risco pusieron en tela de juicio el expediente de modificación presupuestaria que aprobó el PP el pasado 1 de diciembre en el pleno municipal, cuantificado en casi dos millones de euros. El trasvase económico consistía en trasladar gastos presupuestados correspondientes a diferentes partidas para anticipar los pagos a las empresas concesionarias del servicio municipal de limpieza –FCC– y del autobús urbano, como es Salamanca de Transportes.

Risco y Carrera coincidieron en acusar al PP de «manipular» el presupuesto de 2016, con el fin de crear «una bolsa de dinero» de dos millones de euros para «compadrear» con los amigos, fomentando «el clientelismo, el amiguismo y el despilfarro». Risco recordó que FCC es una las empresas que figuraba en los papeles que, con la rúbrica del concejal de Hacienda y tercer teniente de alcalde, Fernando Rodríguez, ponían de relieve la presunta financiación irregular del Partido Popular.

Pese al acuerdo plenario, el PP ha demostrado su «total incapacidad» para que el expediente de modificación presupuestaria prosperara. De hecho, Ganemos tramitó una reclamación contra la citada modificación, cuyos contenidos fueron publicados en el Boletín Oficial de la Provincia el 2 de diciembre, abriéndose un plazo de 15 días para su exposición pública. Ganemos insistió en que este tipo de acciones favorecen «los pufos y los despilfarros» en el Consistorio, como se ha reflejado en el proyecto de remodelación de la plaza de Los Bandos, que ha quedado paralizado y «guardado en un cajón». Frente a todo ello, Ganemos aboga por reducir el IBI y lamenta que proyectos como el arreglo de la piscina cubierta de Garrido y la construcción de la piscina climatizada de San José se encuentren paralizados por culpa de la gestión del PP.

Además, Ganemos censura que el equipo de Mañueco les haya ninguneado en las negociaciones para la configuración del presupuesto municipal de este año, dado que solo ha mantenido conversaciones hasta el momento con Ciudadanos y el PSOE. Risco y Carrera también valoraron positivamente la decisión del Ayuntamiento de Valladolid de devolver a manos municipales la gestión del servicio de agua, aunque aclararon que en Salamanca esta posibilidad resulta inviable por el momento, dado que el contrato con Aqualia estará vigente hasta 2022.