El Ayuntamiento estudia pavimentar la zona de la plaza del Buen Alcalde

    Pellicer, Muñoz y Benito en la presentación de la rehabilitación de la fuente.
    Pellicer, Muñoz y Benito en la presentación de la rehabilitación de la fuente. / S. G.
    • Tras la restauración de la fuente, que ha supuesto un coste de 18.800 euros, se podría dejar un arenero para juegos

    Después de cuatro meses, más tiempo del inicialmente previsto, la fuente de la plaza del Buen Alcalde de Ciudad Rodrigo luce en todo su esplendor tras haber sido sometida a un importante proceso de restauración.

    De manera general, lo que iba a ser de una manera ha terminado siendo de otra y en lo que al tiempo se refiere, la estimación inicial fue pulverizada una vez que aparecieron una serie de huesos y hubo que paralizar la obra hasta que se pronunció Patrimonio. Unos huesos que, por cierto, resultaron ser de cabra.

    Por otra parte, el presupuesto inicial rondaba los 12.000 euros pero finalmente, «ha habido que realizar trabajos complementarios de fontanería y electricidad y eso ha supuesto 18.800 euros», confirmó el alcalde, Juan Tomás Muñoz.

    El teniente de alcalde, Domingo Benito, quiso dejar constancia de que «se trata de ir rehabilitando o poniendo en valor el patrimonio municipal» y en este caso concreto, el objetivo principal era la impermeabilización y asentamiento de la propia fuente que se estaba inclinando. Añade Benito que «se ha aprovechado para limpiar y se han hecho trabajos complementarios» y bromeó con el hecho de que «algunos angelotes nos han dado bastante problema y no ha sido fácil».

    Antes de la rehabilitación, se podían observar las pérdidas de la fuente en los laterales y «corría peligro la propia estructura».

    Pero puede que las obras no hayan concluido en este entorno, próximo a la Plaza Mayor, pues el Ayuntamiento se está planteando la pavimentación de la zona con la consiguiente retirada de la arena.

    El temor está en que es una zona en la que juegan muchos niños y tal y como se ha podido comprobar en días previos, una simple «chinita» origina problemas en todo el circuito y es muy fácil que los niños jugando depositen arena.

    Por otra parte, en el equipo de Gobierno son conscientes de que «los críos también necesitan arena», dijo Joaquín Pellicer, concejal de Obras y Urbanismo, por lo que habla de «compatibilizar» y una posible solución, si finalmente se pavimente, estaría en la construcción de un arenero.

    Esta fuente monumental, cuyos chorros se activarán de 12:00 a 19:00 horas de manera general en el caso de los angelotes, y algo menos en el caso del chorro principal ya que salpica; estuvo colocada originalmente en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo. Tras permanecer desmontada casi 20 años y depositada en una nave de propiedad municipal, en 1928 se volvió a montar «conjuntamente con el vaso que se hizo con piedra de Villavieja», apunto el alcalde. Tal y como se apuntó por parte de los representantes del equipo de Gobierno el objetivo era dar a este elemento «la visibilidad que requiere» pues está ubicada en uno de los lugares más céntricos de Ciudad Rodrigo.