Trabajos de instalación de la nueva tubería de agua desde El Milagro a Peñaranda.
Trabajos de instalación de la nueva tubería de agua desde El Milagro a Peñaranda. / WORD

La localidad ya recibe agua a través del nuevo tramo de la tubería

  • Han finalizado las obras de instalación de esta conducción de 4,5 kilómetros entre Mancera y Blascomillán

El cambio en la tubería de la presa de El Milagro hasta la localidad de Peñaranda de Bracamonte comienza a hacerse realidad. De hecho, el municipio recibe ya agua a través de una nueva conducción, un nuevo tramo de 4,5 kilómetros cuya instalación ha finalizado con éxito, tal y como ayer anunció la alcaldesa, Carmen Ávila. Se trata de parte de la tubería de más de 20 kilómetros que transcurre entre la presa, en la localidad abulense de Mirueña de los Infanzones, y la Estación de Tratamiento de Agua Potable ya en Peñaranda de Bracamonte.

Un tramo complicado, entre las localidades de Mancera de Arriba y Blascomillán, en el que se producían frecuentes roturas sobre todo en los meses de verano. De ahí que ayer la alcaldesa no ocultase su satisfacción por el buen devenir de las obras de instalación de la nueva conducción de PVC orientado de 315 milímetros de grosor, que transcurre paralela a la tubería actual, de fibrocemento. «No queremos decir que a partir de ahora no se vayan a producir roturas, porque queda bastante tubería por instalar, pero sí que esperamos que los problemas se aminoren en gran medida», apuntó la regidora peñarandina, que destacó, asimismo, que durante la instalación de la nueva conducción no se ha tenido que cortar el suministro de agua en ningún momento a la población y que todas las pruebas de presión realizadas han dado un resultado satisfactorio.

Para la instalación de la tubería se utilizaron los ocho metros de servidumbre que el Ayuntamiento de Peñaranda tenía y pagó en su momento, por lo que no han sido necesarios más trámites.

Los trabajos se licitaron con un presupuesto de 239.280 euros a cargo de la empresa Construcciones Presa Ibáñez, de León, aunque finalmente el montante ha sido algo superior porque desde el Consistorio se decidió instalar más llaves de presión. Ahora queda la segunda parte de los trabajos, la instalación del resto de la nueva tubería, que será realizada por la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la Consejería de Fomento.

Un proyecto que cuenta con cerca de tres millones de euros de presupuesto y que transcurre, en parte, por zonas de difícil orografía, ya en la serrezuela abulense donde se encuentra la localidad de Mirueña de los Infanzones. «El proyecto ya está en el Ayuntamiento, sabemos que han empezado con los trámites de las expropiaciones y esperamos que la obra se licite a lo largo de 2017», señaló en este sentido la alcaldesa de Peñaranda.