Gloria Begué recibiendo la Orden del Mérito Civil de manos del entonces ministro Mariano Rajoy.
Gloria Begué recibiendo la Orden del Mérito Civil de manos del entonces ministro Mariano Rajoy. / TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

El adiós de una pionera insigne de la Universidad

  • La catedrática Gloria Begué fue la primera mujer decana de una facultad en España, la de Derecho del Estudio Salmantino

La comunidad universitaria salmantina recibió ayer con tristeza la noticia de la muerte de Gloria Begué Cantón, insigne profesora de destacada trayectoria en los ámbitos académico, judicial y político. Leonesa de nacimiento, fue la primera mujer catedrática en Derecho en España, y la cuarta en conseguir acceder a una cátedra en este país. Así, desde 1964 fue catedrática de Economía Política y Hacienda Pública de la Universidad de Salamanca. Previamente se había licenciado en Derecho y Ciencias Económicas en la Universidad Complutense de Madrid y estudiado el doctorado en Chicago.

También fue la primera mujer decana de facultad, la de Derecho en Salamanca, entre los años 1969 y 1972, un cargo al que renunció por discrepancias con la política educativa del momento.

En julio de 1977 fue nombrada senadora por designación del rey Juan Carlos I en las Cortes Constituyentes y durante el periodo posterior a la Transición participó en las negociaciones de traspaso de competencias a la comunidad autónoma de Castilla y León.

En 1980 fue elegida magistrada del Tribunal Constitucional, donde estuvo los nueve años máximos reglamentarios, siendo vicepresidenta de este órgano desde 1987 y participando como ponente en sentencias muy conocidas. Destacó su posición en el fallo del caso Rumasa, expropiación que consideró inconstitucional en contra de la mayoría de sus compañeros en el alto tribunal.

Doctorados

Al finalizar su labor allí, regresó a la facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, donde dio clases de su especialidad hasta su jubilación en 2001, aunque no se desvinculó del todo de la institución académica, ya que siguió hasta hace apenas un par de años impartiendo docencia en algunos doctorados, como el de Gobernanza y Estado de Derecho.

José Luis Mateos, portavoz del Grupo Municipal Socialista, que fue uno de sus alumnos en este programa de doctorado, recordaba ayer «el bagaje y altura intelectual» de la catedrática, una eminencia en su campo con la que «era un lujo debatir», afirmó el joven político. «Recuerdo con gran cariño los debates que teníamos durante la clase y fuera de ella porque no siempre coincidían nuestras opiniones», rememoró Mateos.

Gloria Begué, que falleció en Madrid a los 85 años, recibió la Medalla de Oro de la Universidad de Salamanca, el máximo galardón que otorga la institución, en el año 2004, por sus méritos y trayectoria. Ayer el decanato de la facultad de Derecho que fue su casa transmitió sus condolencias a los familiares y amigos de la catedrática.