Recogen firmas para pedir la dimisión de la gerente y la jefa de Enfermería

    Acceso principal al hosptital Clínico de Salamanca.
    Acceso principal al hosptital Clínico de Salamanca. / Laya
    • La situación en el Complejo Asistencial de Salamanca sigue generando polémica

    La Federación de Servicios Públicos de UGT anunció ayer la puesta en marcha de una campaña de recogida de firmas para pedir la dimisión de la gerente y de la directora de enfermería del Complejo Asistencial de Salamanca por «la caótica» asistencia hospitalaria que se está prestando, a su juicio, en estos días en los que se suceden las urgencias pediátricas.

    A través de un comunicado, UGT cuestionó la falta de previsión de la gerencia del Hospital ante la demanda hospitalaria con motivo de la Navidad cuando, seguraron, por estas fechas se produce un aumento «desmesurado» de las urgencias y sobre todo de las pediátricas.

    «Se disparan los casos de procesos respiratorios y no hay asistencia en los centros de Atención Primaria debido a los días festivos», agregaron las mismas fuentes sindicales, quienes denunciaron de igual modo que la gerencia está más preocupada por no tener al personal «de brazos cruzados» y por hacer «concursos de belenes» entre los diferentes departamentos hospitalarios.

    UGT añadió, asimismo, que actualmente hay «niños compartiendo planta con adultos y que están atendidos por personal que nunca ha trabajado con menores».

    De igual modo, los representantes sindicales hicieron hincapié en que «hay pequeños en estado grave que no pueden ser ingresados en la UCI por falta de camas y profesionales desbordados a los que, en algunos casos, no se le respeta el descanso mínimo establecido por la ley entre turno y turno».

    Una demanda previsible

    Este sindicato insistió en que un hospital «no puede ser gestionado atendiendo a criterios económicos, como lo hace esta gerencia», sino que tiene que disponer de «suficiente personal como para ser capaz de atender estos picos de demanda y más en este caso en que es previsible».

    Finalmente y tras pedir la dimisión de la gerente y de la directora de enfermería, UGT demandó al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y al gerente regional, Rafael López, que asuman «su responsabilidad por permitir la caótica asistencia hospitalaria en Salamanca».

    Cabe recordar que la pasada semana los seis sindicatos con representación en la Junta de Personal del Hospital se unieron para realizar una protesta a las puertas del Hospital Clínico en la que demandaron también la dimisión o cese de la gerente del Complejo Asistencial Cristina Granados.

    De no conseguir este objetivo pasadas las fiestas navideñas, las fuerzas sindicales aseguraron que continuarían con las protestas y movilizaciones a partir del mes de enero. Entre otras razones aludieron al caos que tienen los profesionales a la hora conciliar su vida familiar y laboral, con el cambio continuo de turnos y funciones.