La Plataforma para la Defensa de la Sanidad considera "indignante" la sobrecarga de trabajo

  • Aseguran que los usuarios "siguen sufriendo" los problemas sanitarios en la provincia por "la mala gestión" de la gerente del Complejo Asistencial

La Plataforma de Salamanca para la Defensa de la Sanidad Pública ha exigido hoy el "cese inmediato" de la gerente y de la directora de enfermería del Complejo Asistencial salmantino por "la situación de caos ocasionado por su pésima y peligrosa gestión sanitaria". A través de un comunicado, la Plataforma ha reiterado su apoyo a los profesionales sanitarios y a los usuarios que "siguen sufriendo" los problemas sanitarios en la provincia por "la mala gestión" de la gerente del Complejo Asistencial de Salamanca.

Ha calificado de "indignante" que la sobrecarga de trabajo "esté impidiendo a los profesionales sanitarios puedan atender a los ciudadanos con una calidad asistencial segura y adecuada".

Asimismo, la Plataforma ha recordado que lleva denunciando "repetidas veces y por diferentes vías los constantes atropellos" que se vienen produciendo desde la Gerencia contra el Sistema Público Sanitario de Salamanca.

La agrupación ha denunciado que "la falta de previsión y planificación unidas a las constantes improvisaciones de cierres y aperturas de plantas ha desbordado servicios como pediatría".

También ha expresado su "más enérgica protesta" ante responsables políticos por permitir que siga al frente de la sanidad pública "una gerente que muestra la cara más insensible del ser humano, incapaz de recibir y escuchar a familias que sufren en sus propias carnes su desastrosa gestión".

Ante esta situación, la Plataforma ha anunciado que utilizará todas medidas necesarias para revertir la situación en la que se encuentra el Hospital de Salamanca y ha exigido "el cese inmediato" tanto de la gerente como de la directora del enfermería del Complejo Asistencial por "la situación de caos ocasionado por su pésima y peligrosa gestión sanitaria".

Finalmente, ha demandado a los integrantes de la Consejería de Sanidad de Castilla y León, a los que acusan de estar "más preocupados por preservar los privilegios y puestos de algunos responsables sanitarios que de velar por la salud de los ciudadanos", que tomen "las medidas necesarias para evitar más sufrimiento a trabajadores y usuarios".