Crean el primer sistema de realidad virtual aumentada para mantener un avión F-18

    González Aguilera, director del departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Usal.
    González Aguilera, director del departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Usal. / Usal
    • El profesor González Aguilera dirige el proyecto SICEMAM, exportable a otras áreas como la automoción o la aeronáutica civil

    El profesor de la Escuela Politécnica Superior de Ávila Diego González Aguilera, la Universidad de Salamanca y la empresa ITP han creado el primer sistema de realidad virtual aumentada para el mantenimiento técnico asistido de los aviones F-18 del Ejército del Aire. Se trata del proyecto Siceman (Sistema Cibernético Experto para la captación, almacenamiento, gestión y transferencia del conocimiento en el Mantenimiento de Aeronaves Militares), exportable a otras áreas como la automoción o la aeronáutica civil.

    El proyecto ha sido presentado por el Grupo de Investigación sobre Tecnologías de la Información para la Digitalización 3D de Objetos Complejos (Tidop) de la Universidad de Salamanca.

    Se trata del primer sistema inteligente de realidad virtual aumentada para la asistencia al operario en el desempeño de tareas de mantenimiento de los aviones F-18 del Ejército español, en colaboración con la empresa del sector de la aeronáutica ITP (Industria de Turbo Propulsores).

    González Aguilera, responsable del grupo y director del Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno en la Escuela Politécnica Superior, augura que la herramienta «ayudará significativamente en la toma de decisiones relacionadas con el mantenimiento del emblemático cazabombardero», así como en las labores de entrenamiento de los operarios en el despiece de los diferentes componentes mecánicos del avión, «agilizando procesos y ahorrando costes en tareas de gran complejidad».

    Con la toma de datos a través de distintos sistemas de captura, que incluyen fotogrametría/visión computacional, un brazo robótico, gaming sensor y luz estructurada, SICEMAM crea modelos tridimensionales que proporcionan un entorno virtual en tiempo real para el desempeño de dos de las tareas fundamentales a testar en estas aeronaves como son, el mantenimiento del paquete de frenos y la compuerta de aterrizaje.

    Además, el sistema presenta dos vertientes y puede utilizarse para, por una parte, asistencia directa al profesional en sus labores de reconocimiento, o bien explotarlo en su modo más didáctico y enfocarlo al entrenamiento virtual del alumno en las tareas de montaje, desmontaje y la inspección y reparación de piezas.

    La iniciativa, que comenzó a desarrollarse en 2013 con un presupuesto de 2,5 millones de euros, cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad y la Unión Europea ha sido validada con éxito en la Maestranza Aérea de Albacete y su prototipo acaba de ser presentado en 2016 en la Base Aérea de Cuatro Vientos (Madrid).

    Esta ha sido la primera vez que se han utilizado tecnologías de realidad virtual aumentada en el ámbito del Ejército del Aire para este tipo de tareas y ha servido como experiencia piloto para confirmar la aplicabilidad de estos desarrollos digitales en el ámbito de la enseñanza, mantenimiento y entrenamiento de las aeronaves militares, en concreto, y civiles, por extensión.

    Todo apunta a que la realidad virtual aumentada está aquí y ha llegado para quedarse. Sus aplicaciones son múltiples y se encuentran en un punto álgido de desarrollo. De hecho, este mismo sistema recién desarrollado por la Universidad de Salamanca puede seguir «implementándose y ser trasladado a otras áreas con ciertas características en común, como podría ser el sector de la automoción», como señala Diego González Aguilera.