El Norte de Castilla

Más de 300 personas disfrutarán de la Nochebuena gracias a entidades solidarias

    Personal voluntario del Banco de Alimentos posa junto a Carlos López, obispo de Salamanca antes del comienzo de la cena de Nochebuena.
    Personal voluntario del Banco de Alimentos posa junto a Carlos López, obispo de Salamanca antes del comienzo de la cena de Nochebuena. / Word
    • Los recursos tienen todo listo para que el banquete sea especial en el menú y en la compañía

    Un año más estamos en 24 de diciembre, el día que se centra en la cena de Nochebuena, la noche más buena del año, y de la Navidad. Los encuentros familiares marcan esta jornada. También lo hacen las reuniones de amigos y conocidos, y toman un carácter muy especial las cenas organizadas por las entidades preocupadas por evitar que nadie se quede en soledad en un momento tan especial, víspera del día en que se conmemora el nacimiento de Jesucristo.

    En Salamanca son varios los recursos que han puesto en marcha cenas especiales de Nochebuena. En total se espera la asistencia de, al menos, 336 personas a siete banquetes organizados en siete lugares distintos. Quizá la más conocida de estas citas sea la del Comedor de los Pobres, por la asistencia del obispo Carlos López, que compartirá mesa con 99 personas más.

    La también entidad católica Cáritas Diocesana de Salamanca, tendrá esta noche cena en tres de sus recursos. En la Casa Padre Damián se espera que disfruten de la cena de Nochebuena alrededor de 30 personas, entre residentes y otros hombres y mujeres. Tal y como explica la educadora Almudena Iglesias, no es más que una cena como la que se hace en cualquier otro hogar. Tienen la casa decorada con motivos navideños, y al contrario que el resto de días, en que normalmente comen en diferentes turnos, en esta ocasión si comparten todos la cena. Se tratara de un momento familiar donde «se alargará la sobremesa y quizá tengamos cánticos», anota Iglesias.

    En la Casa Samuel, también habrá un banquete navideño para esta noche, en el mismo se sentarán 18 personas. Tal y como explica la coordinadora Pilar Plaza, se cuida mucho la decoración de la mesa. Además se acoge la visita de exresidentes, si desean participar de esta reunión entorno a la mesa.

    Por primera vez, este año, el Espacio Abierto de Cáritas también tiene cena de Nochebuena a la que se espera la asistencia de 35 personas, según calcula su coordinador, Carlos Fabbri. Explica que a esta cita se van a sumar personas vinculadas a Cáritas por otros recursos. Entre las virtudes de la cena se contará con las que otorgan los dos buenos cocineros con los que cuenta este centro, además de un menú especial con entrantes, sopa de pescado, carrillera de cerdo al horno, turrones y mazapanes.

    Otra obra también coordinada por sacerdotes es la casa de la asociación Puentevida, de Francisco Buitrago y Antonio Romo, que tendrá cena especial, en la que participaran trece personas, entre residentes y otros que se acerquen. Se trata de evitar que nadie se quede solo en una ocasión tan especial.

    Otra cena de Nochebuena es la de la casa de acogida de la parroquia de Santa María de Nazaret de Buenos Aires donde se espera que se reúnan alrededor de 40 personas.

    También en la residencia para ancianos de las Hermanitas de los Pobres, esta noche cenarán bien. Según explica la madre María Gloria, los alrededor de cien residentes, disfrutarán de un banquete especial.

    Por la tarde tendrán actuación de la tuna de la Universidad Pontificia. El menú está marcado por el acento navideño, sin salir de los alimentos sanos. Tomarán queso y lomo como entrantes, tendrán consomé y cazón. Posteriormente endulzarán el paladar con turrones y mazapanes y brindarán con cava o sidra.

    También hay que tener en cuenta que muchas personas residentes en la casa de las Hermanitas de los Pobres acuden esta noche a casa de sus familiares. Cabe destacar que las religiosas han organizado un programa muy intenso para que las navidades no pasen desapercibidas. Ya han tenido actuación teatral y se celebrará de una manera muy especial el Día de la Familia, en que los familiares podrán acudir a comer con los residentes. En este caso ya tiene confirmados más de 120 asistentes. La siguiente cena será la de Nochevieja, que tiene otro tamiz menos intenso, pero en el caso de las Hermanitas de los Pobres, sí se celebra con un carácter mucho más festivo.