Mañueco dice que no recuerda la fecha que se dio para aportar soluciones al caso Corte Inglés

    Virginia Carrera y Gabriel Risco muestran la caja de pastillas para reforzar la memoria que le regalan al alcalde.
    Virginia Carrera y Gabriel Risco muestran la caja de pastillas para reforzar la memoria que le regalan al alcalde. / C. H.
    • Ganemos denuncia que el alcalde ignora el calendario anunciado en su momento para arrojar luz a uno de los problemas urbanísticos más graves de la capital

    El pasado 2 de noviembre, en una reunión de la junta de portavoces del Ayuntamiento, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, planteó ante los grupos políticos en la oposición la situación del sector urbanístico donde se asientan los grandes almacenes El Corte Inglés. Tras la moratoria concedida en primavera por la Consejería de Fomento el Consistorio debe regular esa zona de la ciudad, que quedó sin cobertura legal por sucesivas sentencias judiciales. En aquella junta de portavoces el alcalde se comprometió a retirar la solución en principio planteada por el equipo de Gobierno: la modificación puntual del PGOU que se incoó en diciembre de 2014. Ni PSOE, ni Ciudadanos ni Ganemos estaban dispuestos, y así lo manifestaron, a legalizar a golpe de decisión de pleno lo que los tribunales habían determinado como incorrecto. Fue entonces cuando se abrieron las puertas a una demanda ya histórica en este caso: las compensaciones de terrenos para la ciudad por lo, en teoría, perdido tras la construcción del centro comercial en un solar, cabe recordar, que fue adquirido por cuestación popular y donado al Ministerio de la Guerra en 1926.

    El alcalde se comprometió ese 2 de noviembre a plantear una solución ante los grupos en el plazo de un mes. Tiempo que, sin embargo, parece dispuesto a flexibilizar y ampliar. Así, al menos, lo denunció ayer el Grupo Municipal Ganemos. Y es que esta semana, en otra junta de portavoces convocada esta vez para analizar la explosión en el barrio Vidal, Fernández Mañueco aseguró no recordar la fecha establecida para la presentación de su propuesta de solución, comentario que levantó las iras de Ganemos. «No es de recibo que nos responda así», afirmó ayer Virginia Carrera en una comparecencia a la que acudió con pastillas para reforzar la memoria que iban a ser, dijo, «regalo de Navidad para el alcalde».

    Propuestas ignoradas

    Su compañero de formación, Gabriel Risco, no se quedó atrás y recordó que la oposición ya presentó hace casi un año una propuesta de solución para este problema que ha sido, hasta ahora, ignorada por el equipo de Gobierno. «Las tres columnas vertebrales de este Ayuntamiento son el caos, el despilfarro y el amiguismo», señaló el edil de Ganemos en referencia a otros casos como el del hotel Corona Sol o los problemas con las concesionarias de las piscinas municipales. «La responsabilidad es del PP pero también de quienes les apoyan y permiten que esto siga adelante», concluyó Risco.

    Preguntado por este extremo, Mañueco se limitó a responder que «es evidente la desconexión entre los miembros de Ganemos. Lo que dicen en un día no son capaces de reconocerlos ni ellos mismos».