El Norte de Castilla

Gabriel de la Mora, diputado de Ganemos.
Gabriel de la Mora, diputado de Ganemos. / ELENA GÓMEZ

De la Mora asegura que algunas subvenciones «rayan la ilegalidad»

  • El diputado aseguró que si no se denuncia esta situación en los tribunales es por el alto precio de las costas que tendría el proceso

El diputado provincial de Ganemos, Gabriel de la Mora, continuó ayer con su análisis de este año y medio de legislatura y se detuvo en el área de Municipalismo y Democracia que según aseguró, desde su posición de partido con presencia solo en la capital, han intentado fomentar ofreciéndose como intermediarios en la Diputación a los grupos y concejales de partidos independientes sin representación oficial en La Salina.

En este sentido ha destacado la intermediación ante la institución provincial de problemas planteados por concejales y alcaldes de más de una veintena de municipios y la creación de una red municipalista de apoyo y formación a los representantes locales que se han ido desarrollando en Miranda de Azán con miras de seguir haciéndose en el futuro.

Sin embargo, el diputado aseguró que, en lo que respecta a la posición de la institución provincial en este tema, «no ha cambiado nada», y volvió a pedir la «suspensión de las diputaciones, que funcionan como una red clientelar fruto del modelo de organización y de las funciones que tiene asignadas la Diputación».

«La democracia en nuestra región no es real, porque los municipios no tienen capacidad para ejercer sus competencias», aseguraba De la Mora, antes de referirse a las subvenciones que han recibido los pueblos de la provincia en lo que va de legislatura, superando los 23 millones de euros, de los cuales «el 80 o 90% son de concurrencia competitiva, aunque en algo más de la mitad de esas ayudas es el Ayuntamiento el que decide en qué invertirlo y en la otra mitad es la Diputación la que les dice en qué deben gastarlo».

Además, De la Mora destacó los más de dos millones de euros que se han dado hasta el momento en subvenciones directas «y que se han distribuido de forma directa y paternalista».

«Algunas de esas subvenciones rayan la ilegalidad» aseguró el diputado de Ganemos quien reconocía que las costas que podría suponer llevar a juicio ese tipo de subvenciones «podría ser de un millón de euros», motivo por el cual «se han mantenido 40 años sin que ningún partido pueda denunciarlo», a lo que añadió que «me hubiera encantado acudir al juzgado a impugnarlos».

Por otra parte, De la Mora lamentó que no se haya mejorado «el servicio de asistencia a municipios y ni siquiera se haya modificado la RPT incrementando los funcionarios de este área».

El diputado de Ganemos finalizó su intervención destacando que durante este año han habido tres grandes «debates» sobre el área de Municipalismo y Democracia: la permanencia de las diputaciones «en el que somos el único grupo que sigue estando a favor de que desaparezcan porque cuando Ciudadanos pacta con el PSOE o el PPdeja de tenerlo como una prioridad»; las ayudas y planes provinciales, con la crítica a las subvenciones directas; y el modelo territorial. Sobre este último aspecto, aseguró que tanto su partido como otros con los que han contactado «pedimos otro modelo» basado en una «fusión de municipios que sean democráticos y elegidos de forma directa, en la que todos los pueblos tengan representación para que nadie desaparezca».

«Estamos en un minifundismo municipal que hace que las diputaciones tengan cada vez más peso», sentenciaba De la Mora, apostando por revertir esta tendencia.