El Norte de Castilla

El director de Topas niega que la última pelea entre presos fuera multitudinaria

    José Luis Castejón, director de la carcel de Topas, saluda a Javier Galán, anterior subdelegado del Gobierno en Salamanca.
    José Luis Castejón, director de la carcel de Topas, saluda a Javier Galán, anterior subdelegado del Gobierno en Salamanca. / Word
    • Castejón sí reconoce que hubo «un incidente entre varios internos» pero desmiente que se produjera una agresión contra un funcionario

    El director del Centro Penitenciario de Topas, José Luis Castejón, manifestó ayer que es «tajantemente» falso que el pasado martes se produjese una «multitudinaria» pelea entre presos del Módulo uno, como aseguró el sindicato Acaip. En un comunicado remitido a Europa Press, el máximo responsable de las instalaciones carcelarias salmantinas recalcó que es «rotundamente falso» que un trabajador fuese agredido y que el incidente fuese «multitudinario».

    No obstante, José Luis Castejón sí reconoció en su documento que tuvo lugar «un incidente entre varios internos sofocado minutos después a la llegada de los funcionarios al interior del módulo».

    Asimismo, el responsable penitenciario insistió en su comunicado que hay grabaciones de las cámaras de seguridad que demuestran lo ocurrido dentro de un módulo que «está perfectamente dotado de personal así como el resto de los módulos del centro».

    Finalmente, tras la información hecha pública por el sindicato Acaip sobre esta reyerta, el director criticó la «campaña de desprestigio institucional que alguna organización sindical está llevando a cabo empañando la labor profesional desarrollada con gran profesionalidad».

    Según el relato de los hechos dibujado por Acaip, durante la mañana del pasado lunes tuvo lugar una gresca multitudinaria en el módulo uno de la prisión, que enfrentó a reclusos de países del este de Europa con internos de origen suramericano. Los funcionarios lograron sofocar finalmente el grave incidente y varios reclusos tuvieron que ser ingresados en la enfermería de la prisión como consecuencia de la reyerta. Además y según el testimonio vertido por el sindicato, nueve de ellos fueron aislados tras la virulenta pelea.