El Norte de Castilla

Un técnico trabaja en la restauración de la fachada detrás del gran tranpantojo que cubre toda la estructura.
Un técnico trabaja en la restauración de la fachada detrás del gran tranpantojo que cubre toda la estructura. / WORD

Cuenta atrás para la conclusión de la restauración de la fachada plateresca

  • De acuerdo con las previsiones, los andamios se retirarán a mediados de este mes tras una inversión de 590.00 euros

La restauración de la Fachada Rica y las Fachadas Laterales de las Escuelas Mayores de la Universidad de Salamanca está completada al 90%. Si todo marcha según las previsiones, el andamio se retirará a mediados de diciembre.

La intervención va más allá de la restauración y se basa en la colaboración institucional y en la participación público-privada, Junta de Castilla y León y Universidad de Salamanca promueven los trabajos, que desarrolla un equipo multidisciplinar de profesionales, coordinados desde la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico.

La actuación que se está llevando a cabo en la Fachada Rica de la Universidad de Salamanca tiene un doble objetivo: restaurar y contribuir al mejor conocimiento y difusión de tan emblemático espacio. Aunque la restauración se inició en agosto, la actuación comenzó a fraguarse en febrero de 2011, con el desarrollo de una primera fase, en la que gracias a la colaboración de ENUSA, se realizaron los estudios previos necesarios para diagnosticar y documentar el estado real de la fachada y para redactar un proyecto de intervención adecuado a sus necesidades.

Atendiendo a los resultados de los estudios previos, se redactó el proyecto de intervención que ya está completado al 90%. Tras sucesivas pruebas, se ha llevado a cabo la limpieza del espacio, aplicando en cada zona el tratamiento menos agresivo. Paralelamente, se ha trabajado en la restauración de los pináculos, en la eliminación de sales, la reintegración volumétrica y la armonización cromática del conjunto. Tareas completas y tan solo pendientes de una última revisión.

El segundo reto al que ha debido hacer frente el equipo es la humedad. Para frenarla se ha retirado la cubierta antigua y, en estos momentos, se está procediendo al montaje de una nueva que mejorará la ventilación, estanqueidad e impermeabilización, a la vez que facilitará la evacuación del agua. Toda la actuación se ha llevado a cabo respetando la historia del edificio, utilizando métodos y materiales estables, reversibles y homogéneos y documentando cada paso de la intervención.

Con el fin de facilitar la mejor conservación y mantenimiento de la fachada se ha procedido a la monitorización interior y exterior del espacio, mediante la instalación de sensores ambientales y estructurales que servirán para comprender mejor el comportamiento del conjunto en relación con el clima exterior.

Otra constante en el proyecto de restauración de la Fachada Rica ha sido considerar el ámbito de la intervención más allá de su lienzo principal, atendiendo a su historia y extendiéndolo al volumen completo del conjunto. Más aún cuando el muro de la fachada cierra espacios tan emblemáticos como la sala de manuscritos e incunables, que atesora algunos de los ejemplares más importantes de la biblioteca salmantina, legajos que han servido de inspiración en el diseño de la lona de obra, creada a partir de los vítores universitarios y los nombres de los autores o los títulos de los manuscritos, que sirven para recrear el alzado de la fachada. Para facilitar la implicación de la sociedad con el proyecto durante la restauración se ha mantenido el programa de difusión con el punto de información de la plaza de las Escuelas, con la organización de unas jornadas especializadas y con la planificación de visitas técnicas.

La actuación integral en la fachada, que ha supuesto una inversión total de 590.000 euros, concluirá en diciembre y servirá para armonizar y remozar el conjunto de cara a la próxima conmemoración en 2018 de la fundación de la Universidad de Salamanca.