El Norte de Castilla

Las obras también llegarán a la calle Bodegones, cerca de la plaza de San Cristóbal.
Las obras también llegarán a la calle Bodegones, cerca de la plaza de San Cristóbal. / MANUEL LAYA

Las nuevas urbanizaciones de calles tendrán un coste de 125.000 euros

  • El barrio de Pizarrales verá cumplida una demanda histórica con el arreglo de la calle La Moral, que se unirá al de la calle Bodegones

Esta semana ha comenzado la urbanización de la calle Segovia –en el tramo comprendido entre las calles La Moral y La Luz– en el barrio Pizarrales. Las obras, que se prolongarán durante los tres próximos meses, tienen un presupuesto de 114.000 euros y darán respuesta a una demanda histórica de los vecinos de este barrio, según señaló ayer el Consistorio a través de un comunicado.

Las intervenciones se centrarán en la mejora de la accesibilidad, la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento de agua, el pavimento y en el refuerzo del alumbrado público. Además, darán continuidad a las intervenciones urbanísticas que se han ejecutado en esta zona de la ciudad, concretamente en las calles Juan Miguel, en la que se está trabajando actualmente, así como en La Amistad, La Luz, Rodríguez Hernández y Adelfas, y en tres solares –situados en la calle Coleo, entre La Flecha y La Luz y entre las calles La Moral, Segovia y Melilla– que dotaron al barrio de nuevas plazas de aparcamiento y zonas de ocio para los vecinos.

Gracias a esta intervención, las aceras pasarán a tener una mayor amplitud facilitando la movilidad a los peatones. En concreto, se mejorará la superficie de cerca de 500 metros cuadrados de aceras y se dotará a la calzada una anchura de 3,25 metros. Asimismo, la sustitución de tuberías dará solución a las incidencias en la red que se suceden en la calle Segovia causando perjuicios a los vecinos de la zona.

Respecto al alumbrado público, que actualmente se encuentra obsoleto e ineficiente, se reforzará con nuevas luminarias sobre columnas de seis metros de altura. En concreto, se instalarán seis puntos de luz. Asimismo, se colocará nuevo mobiliario urbano en la zona –dos papeleras y un banco de madera– y se plantarán dos arbustos.

Calle Bodegones

Por otra parte, el Ayuntamiento comenzó ayer las obras para renovar un tramo de la acera con pavimento de adoquines de granito en la calle Bodegones. Se trata de una actuación que tiene un presupuesto de 10.500 euros y un plazo de ejecución de un mes.

El fin de estas obras es mejorar la accesibilidad de este tramo, que limita con la plaza de San Cristóbal, ya que el adoquín existente no es adecuado para el tránsito peatonal debido a su superficie irregular.  

Cabe recordar que en los últimos meses se han impulsado también otras mejoras en la ciudad. Entre las actuaciones ya finalizadas destacan la construcción de una acera perimetral en la plaza de San Marcos; la urbanización de la plaza en la calle Larga, en el barrio del Arrabal; la mejora del espacio en la intersección entre la avenida de Raimundo de Borgoña y la avenida de la Merced; el acondicionamiento del cruce de la calle Emigdio de la Riva con Gran Capitán y el acceso a la Ciudad Deportiva de la Aldehuela desde el recinto ferial.