El Norte de Castilla

Joaquín Pellicer junto a las obras que se están realizando en la Catedral de Santa María.
Joaquín Pellicer junto a las obras que se están realizando en la Catedral de Santa María. / S.G.

«Hemos asumido lo que realmente estaba hablado y pactado»

  • Joaquín Pellicer / Edil de Ciudadanos

  • Desde el pasado lunes ha asumido las áreas de Obras, Urbanismo, Instalaciones o Parques en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo abre una nueva etapa con la reestructuración de las delegaciones y la asunción por parte de Ciudadanos de algunas de ellas. Este nuevo escenario estaba planteado desde junio de 2015, cuando PSOE, IU y Ciudadanos formaron el equipo de Gobierno, pero, como se ha dicho en tantas otras ocasiones, había que esperar. «Hemos intentado que el partido nos autorizara a asumir delegaciones porque creemos que es la forma de que el ciudadano nos vea más directamente en una labor dentro del Ayuntamiento», comenta Joaquín Pellicer, portavoz de Ciudadanos y, desde el pasado lunes, concejal de Obras, Urbanismo, Instalaciones, Parques, Jardines y Alamedas.

Esa autorización por parte de Ciudadanos se recibió el pasado mes de octubre, pero Pellicer insiste en que «cuando hace un año y medio se llegó a un acuerdo de gobierno estaba negociado todo, las áreas que iban a asumir cada uno, nuestro programa de gobierno. Hemos asumido lo que realmente estaba hablado y pactado», al tiempo que destaca que «son áreas en las que cada uno de nosotros hemos estado trabajando y ahora ha llegado el momento de la responsabilidad directa».

El portavoz resume las diferencias entre Obras y Urbanismo, «son dos cosas distintas» y mientras que en el primer caso se trata de «la actuación municipal en obras pública, en la que el Ayuntamiento es el promotor y tiene que llevar toda la responsabilidad», en el segundo, «se trata del desarrollo de planes, licencias o control de promociones pero es algo que hace el servicio técnico, tanto las licencias como la tramitación por lo que es el arquitecto municipal el que informa y el concejal no interviene».

En cierta medida, las aclaraciones relativas a estas áreas vienen motivadas porque de manera profesional, Pellicer es arquitecto técnico y aclara que «desde el primer momento solicité a la asesoría jurídica del Colegio de Aparejadores el informe correspondiente y no existe incompatibilidad ninguna con la de ser concejal y, por otro lado, está la ética y la responsabilidad penal, así que, no tengo ningún tipo de incompatibilidad y lo normal es que cada uno intervenga en lo que sabe».

Por otra parte, en la denominada Mesa de Contratación que hasta ahora presidía este edil, «lo cambiaremos y posiblemente, será Domingo Benito, por equilibrar el reparto de delegaciones». Parece que donde no se esperan modificaciones es en la representación en la mancomunidad Riberas del Águeda, Yeltes y Agadón, y seguirá siendo Manuel Choya ese representante, algo que «será decisión de IU pero en principio no se pensaba cambiar».

En opinión de Pellicer estos cambios no van a suponer nada, «el Ayuntamiento tiene su ritmo y lo que se ha estado haciendo ha sido de acuerdo entre los tres grupos».

De igual modo, entiende que «no es lo mismo gobernar con una mayoría absoluta, sin tener que contar con nadie, que trabajar con tres grupos, cada uno con nuestro programa en el que hay que consensuar todo lo que se hace».

El hecho de tener que ponerse acuerdo en todo lo asume como «lo bonito de la política», aunque «entiendo que es difícil pero esto es democracia pura y dura», de hecho, matiza que «todos los programas estaban enfocados a los problemas de Ciudad Rodrigo, son los mismos, lo que cambia es la forma de solucionarlos, de enfocarlos».

De manera general, concluye que la labor que se está haciendo en el Ayuntamiento es «importante y buena» y se apoya en que son los propios vecinos los que «nos transmiten que se están haciendo las cosas bien, que hay otro ambiente en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, que se es más cercano».

Los retos del edil son muchos y más en un área como la que preside. «Ciudad Rodrigo está necesitando que se empiecen a regenerar calles que ya en su momento fueron objeto de urbanización pero que con el tiempo y la instalación de nuevas redes están hechas polvo y hay que empezar a trabajar en ellas; el inconveniente es que en muchas, la inversión es muy grande porque hay que cambiar el abastecimiento y el saneamiento».