El Norte de Castilla

Asistentes a las jornadas organizadas ayer en Salamanca por Cobadu.
Asistentes a las jornadas organizadas ayer en Salamanca por Cobadu. / RUBÉN RAMOS

Más de 300 ganaderos de vacuno de carne participan en su VI encuentro

  • La cooperativa Cobadu organizó la jornada para mejorar la formación de sus socios sobre la PAC, el control reproductivo y la nutrición animal

Más de 300 ganaderos de vacuno de carne de toda la provincia se reunieron ayer en el hotel IBB Recoletos Coco de Salamanca para participar en las VI jornadas sobre este sector organizadas por la cooperativa Cobadu.

«El motivo de estas jornadas es formar a nuestros socios, sobre todo en aspectos de vacuno de carne», explicaba en conversaciones con este periódico el gerente de Cobadu, Rafael Sánchez Olea, quien fue el encargado de abrir y de cerrar unas jornadas que estuvieron divididas en tres conferencias relativas a tres temas muy importantes para el sector del vacuno de carne.

La primera de ellas trató sobre «la PAC actual y lo que se proyecta hacia un futuro», explicaba Sánchez, en relación a la charla ‘Ayudas PAC y de Desarrollo Rural en 2017 en vacuno de carne... ¿y en 2020?’, impartida por David Llorente Cachorro, responsable de Ganadería de la Unión Regional de Cooperativas Agrarias Castilla y León (URCACYL).

En segundo lugar se habló de «gestión y control reproductivo y cómo predecir los mejores resultados entre los distintos modelos de producción que ya tenemos ensayados en 34 explotaciones, en las que ya lo venimos haciendo, y aquí lo hemos dado a conocer», aseguraba el gerente de Cobadu, refiriéndose a la conferencia de Javier López Paredes, ingeniero de la Universidad Politécnica de Madrid, que fue el encargado de explicar los resultados obtenidos en el estudio hecho por la cooperativa sobre control de rendimientos.

El tercer bloque tratado ayer tenía que ver con «temas de nutrición, que tienen mucha importancia en todo el proceso de cebo de terneros y la discusión que si granulo o si arena». En este caso fue Maria Devant Guille, del departamento de Producción de Rumiantes del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de la Generalitat de Cataluña (IRTApor sus siglas en catalán), la encargada de hablar sobre la ‘Importancia del manejo alimentario en el cebo de terneros’.

Tras estas conferencias se procedió a establecer las conclusiones de la jornada que para Sánchez son, principalmente, las siguientes.

En primer lugar que «en la producción de terneros es más importante ahorrar en costos que mejorar resultados, que dependen más del manejo y del ganadero».

En segundo lugar la necesidad de «concienciar a nuestros socios de lo importante que es hacer control reproductivo y poner las novillas lo antes posible en la primera gestación, ya que lo normal es que sea a las 38 o 39 semanas, mientras que se ha logrado bajar a las 27 o 28 y si conseguimos bajar más mejor».

En este sentido, destacó la importancia de poner en valor «todo lo relacionado con ese control reproductivo y localizar a las vacas que mejores resultados reproductivos tienen».

Por último, aseguró que «otro aspecto importante es el relacionado con la alimentación, y el uso de piensos granulados en harina, que es lo que se está debatiendo actualmente, y también el manejo de paja en función de que sea gránulo o harina».

Cobadu cuenta actualmente con unos 2.600 socios en la provincia de Salamanca, donde anualmente tienen lugar estas jornadas. Este total de socios se dividen entre los que se dedican al vacuno de carne, los del porcino, los del porcino ibérico y algún agricultor.

«Nuestra misión es formar a los ganaderos y hacer lo que esté en nuestras manos para mejorar los resultados de producción», señalaba el gerente de Cobadu quien, entre las reclamaciones del sector destacó que «lo fundamental es que tengamos referencias claras de precio en origen, que funcionen mejor las lonjas y que haya mayor equilibrio en la cadena de valor».«Sería fundamental para que se fuera equilibrando y no existan desequilibrios entre las distintas partes, bien sea producción o industria», sentenciaba Rafael Sánchez.