El Norte de Castilla

Una persona deposita un litro de aceite en uno de los cajones instalados por el Banco de Alimentos.
Una persona deposita un litro de aceite en uno de los cajones instalados por el Banco de Alimentos. / LAYA

Satisfacción en el Banco de Alimentos por la cantidad y la «calidad» de los productos

  • La Reina Doña Sofía comprobará ‘in situ’ el jueves el éxito de la Gran Recogida, que espera llegar a las 225 toneladas recibidas en año pasado

La Reina Sofía podrá comprobar el próximo jueves que la solidaridad de los salmantinos sigue al alza durante la visita, confirmada ayer, que realizará a las instalaciones del Banco de Alimentos en Salamanca.

Satisfacción y agradecimiento son las palabras más utilizadas por los responsables de la Gran Recogida de Alimentos 2016 a la hora de valorar la colaboración de los salmantinos durante los dos días que los supermercados de la ciudad y de la provincia se llenaron de voluntarios del Banco de Alimentos para recoger los productos donados por miles de personas solidariamente.

Al falta de recibir los alimentos procedentes de los pueblos y las donaciones de las propias empresas de distribución y los supermercados, se han superado ya los 190.000 kilos. Es decir, 190 toneladas de solidaridad que tras el recuento final se convertirán fácilmente en las 225 que se recogieron en 2015. Los responsables del Banco de Alimentos confían en ello, «no creo que las superemos, pero creo que se conseguirá igualar la cantidad», afirma una de las coordinadoras de la campaña. Por ejemplo, ayer mismo les confirmaron que un supermercado de Ciudad Rodrigo tenía preparado un envió de 5.000 kilos con el que no contaban. Por eso, a falta de concretar la cifra exacta, desde el Banco de Alimentos destacan que, además de la importante cantidad de comida recogida, la calidad de los productos este año es mayor. «Nos han entregado mucho aceite, mucha leche muchas conservas, productos más caros. Han respondido a nuestra llamada de una manera espectacular, porque nos han dejado en las cajas lo que más pedíamos y este tipo de productos cuesta más dinero», señala esta coordinadora.

Además, también están muy contentos porque los salmantinos han atendido otro de los llamamientos realizados, el de donar alimentos para niños. El aumento en la recogida de potitos, leches de continuación o de cereales ha sido considerable.

Finalmente, desde el Banco de Alimentos destacaron ayer que también ha recogido muchos productos vinculados a la Navidad, que les vendrán muy bien para elaborar las cestas navideñas que reciben las familias que atienden desde esta ONG. En concreto, en Salamanca hay 10.000 hogares que reciben la ayuda de esta entidad. Tampoco quisieron olvidar que a la desbordante solidaridad de los salmantinos había que sumar la labor espléndida de los voluntarios, 700 nada menos, que se repartieron por los más de 90 establecimientos que han colaborado este año en la Gran Recogida del Banco de Alimentos.

Con esta sensación de satisfacción por el trabajo bien hecho y la magnífica respuesta de los salmantinos, recibirán el jueves en las Instalaciones del Banco de Alimentos a la Reina Sofía. Una visita que podría considerarse como la guinda del pastel que ha supuesto esta campaña para la ONG.