El Norte de Castilla

Imagen de uno de los tres autobuses ecológicos que fueron presentados ayer en la plaza Concilio de Trento, que incorporan cargadores para los teléfonos móviles.
Imagen de uno de los tres autobuses ecológicos que fueron presentados ayer en la plaza Concilio de Trento, que incorporan cargadores para los teléfonos móviles. / MANUEL LAYA

El pago a las empresas del bus urbano y la limpieza viaria adelanta sus plazos

  • El Ayuntamiento abonará las facturas de diciembre a Salamanca de Transportes y FCC en ese mismo mes y dejará de aplazarlas a enero

El Ayuntamiento agilizará al próximo mes de diciembre los pagos que viene realizando a dos de sus empresas concesionarias. Así se acordó ayer en la madrugadora reunión que mantuvieron los concejales de la Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior, según los datos aportados al término de la misma por el portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos.

Las modificaciones en las condiciones de pago corresponden a dos de las entidades adjudicatarias que cuentan con unos importantes y elevados contratos suscritos con el Ayuntamiento. La primera reordenación afecta a la empresa concesionaria del transporte urbano, es decir, a Salamanca de Transportes.

La otra medida adoptada en la mañana de ayer por la Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior tiene incidencia directa sobre las condiciones y los plazos de pago de las facturas a la empresa FCC, que tiene asumida la competencia referida al servicio de la limpieza viaria.

Habitualmente el Ayuntamiento abonaba a ambas concesionarias el importe correspondiente al mes de diciembre a principios del mes de enero del año siguiente. Con la modificación consensuada, el pago referido al mes de diciembre se hará dentro de ese mismo mes y no se aplazará a enero, tal como venía siendo la práctica estipulada en ejercicios anteriores.

En el caso de Salamanca de Transportes, esta empresa viene gestionando el autobús urbano en la ciudad desde el año 1987. El contrato volvió a salir a licitación pública en el año 2014 y, finalmente, el Consistorio se lo volvió a adjudicar a Salamanca de Transportes el 3 de abril de 2014 por un montante total de 144 millones de euros. En aquella ocasión, Salamanca de Transportes fue la única empresa que concurrió al concurso. Sin embargo, en octubre del pasado año el contrato se vio envuelto en una nueva polémica y en motivo de disputa entre los grupos municipales del Ayuntamiento, cuando el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León declaró nulo el mismo, por haberse saltado el Ayuntamiento un precepto obligatorio para fomentar la competencia. El telón de fondo de la anulación fue que la licitación del contrato no se publicó un año antes en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Contrato con Correos

Por otro lado, la Comisión de Bienes y Contratación, que también se reunió ayer en el Consistorio, decidió dejar sobre la mesa la modificación del contrato que tiene suscrito el Ayuntamiento con la empresa estatal Correos sobre notificaciones postales. La petición de demorar un posible acuerdo partió por iniciativa del portavoz municipal socialista, José Luis Mateos, y el PP la secundó. Correos había solicitado un incremento de las cuantías del contrato, debido al aumento que experimenta la tarifa referida a las segundas notificaciones postales. El contrato con Correos no ha sido objeto de revisión desde el año 2013.