El Norte de Castilla

El arreglo del pavimento le costará a las arcas municipales 275.000 euros más

    Varios operarios arreglan el pavimento urbano de una calle de la capital.
    Varios operarios arreglan el pavimento urbano de una calle de la capital. / Word
    • ElAyuntamiento incrementa el importe del contrato de la empresa concesionaria Gecocsa-Aceinsa pese a los recelos de la oposición

    Los trabajos de conservación, mantenimiento y renovación del pavimento urbano de la ciudad van a suponer más gasto y un mayor desembolso para las arcas municipales. La unión temporal de empresas Gecocsa-Aceinsa, que ganó en julio de 2013 el correspondiente concurso público convocado por elAyuntamiento para gestionar el servicio de conservación y renovación de los pavimentos viarios de la capital del Tormes, ha planteado un encarecimiento del contrato, debido a que sus operarios deben realizar nuevos trabajos que no se contemplaban en el contrato inicial de la adjudicación.Algunas de estas actuaciones urbanísticas están relacionadas con nuevas obras en el pavimento urbano para mejorar las condiciones de accesibilidad.

    La modificación del contrato de la concesionaria Gecocsa-Aceinsa fue defendida ayer por el grupo de gobierno del PPen la reunión matinal de la Comisión de Bienes y Contratación del Ayuntamiento. El PP impuso sus tesis y consiguió que su propuesta saliera adelante. Básicamente la modificación introducida supone incrementar el contrato con 275.00 euros más respecto a la cuantía inicial fijada en la adjudicación de hace tres años.

    El cambio presupuestario del contrato generó recelos, desconfianza y críticas en las filas de la oposición. Ganemos, concretamente su edil Gabriel Risco, señaló que este incremento económico evidencia y pone de relieve «la ausencia de una programación del contrato» y que «las modificaciones deben presentarlas antes de que se hayan hecho en la práctica».

    Ganemos verbalizó durante la reunión de la comisión su «hartazgo» por el hecho de que el PP presente los asuntos «como hechos consumados para no dejar margen de actuación a los grupos municipales», de forma que «si no se aprueban sus propuestas se provocarían graves problemas y pérdida de recursos municipales». Risco fue más allá en sus diatribas políticas contra los populares al catalogar esta estrategia como «el más puro chantaje político». En su opinión, lo que está sucediendo realmente en el Consistorio es todo lo contrario, ya que «quien está provocando el caos» en el Ayuntamiento es el equipo de gobierno del PP.

    El PSOE también se desmarcó de las explicaciones del PP, si bien es cierto que reconoció que el incremento planteado asciende únicamente a un 5%, claramente por debajo del 10%contemplado en la normativa legal para este tipo de casos.

    Las relaciones delAyuntamiento con la empresa concesionaria del pavimento urbano se han visto salpicadas, en ocasiones, por la polémica. En marzo de 2014 el Ayuntamiento decidió abrir un expediente a Gecocsa-Aceinsa por el incumplimiento de las condiciones en materia de empleo a las que se comprometió en el contrato de la concesión, según anunció entonces el concejal Carlos García Carbayo.