El Norte de Castilla

Decenas de personas quisieron asistir al homenaje, entre ellas el alcalde de Salamanca y varios concejales.
Decenas de personas quisieron asistir al homenaje, entre ellas el alcalde de Salamanca y varios concejales. / RUBÉN RAMOS

Tina Martín, siempre en el recuerdo

  • Fevesa dedica el Día del Vecino a homenajear a una de sus más activas integrantes

El movimiento vecinal salmantino rindió ayer homenaje a Tina Martín, una de sus principales y más activas protagonistas, fallecida la pasada primavera. Un olivo en el jardín de la calle Maestro Marqués recordará para siempre a la que fue también concejala del Ayuntamiento de Salamanca, dentro del Grupo Municipal Ciudadanos.

Decenas de vecinos y una nutrida representación consistorial, encabezada por el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, asistieron a este sencillo y sentido acto. No faltaron tampoco los compañeros de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Alejandro González Bueno, Ana Suárez, Fernando Castaño y quien la sustituyó en la concejalía, Juan José Zurro. También asistió Luis Fuentes, portavoz de los naranjas en las Cortes de Castilla y León.

Chema Collados, que fuera presidente de Fevesa y compañero de Tina en muchas batallas y aventuras, tomó la palabra para recordar a una mujer «comprometida y luchadora», que se involucró desde el principio en las reivindicaciones vecinales de Salamanca y peleó con denuedo allá donde era necesario. Collados rememoró, en este sentido, las noches que Tina pasó acompañando a los vecinos de Las Arribes en su lucha por mantener las urgencias médicas o cuando juntos partieron, en un día de nieve, hacia Burgos, para apoyar al barrio de Gamonal.

De igual modo, Tina se involucró desde los inicios en la puesta en marcha de la biblioteca popular Giner de los Ríos, en el barrio de San José. El cierre de la antigua biblioteca, de Caja Duero, dejó a esta zona sin un recurso cultural que se ha demostrado necesario. Allí Tina dirigió un taller de manualidades para los niños hasta pocos días antes de morir.

«Quiero darle públicamente las gracias por este ejemplo de empuje, iniciativa y solidaridad», añadió Chema Collados, no sin antes afirmar, muy emocionado, que con la marcha de la también concejala se fue «uno de los pilares de Fevesa», que ha dejado en todos los que la conocieron «un recuerdo imborrable».

En el homenaje, como no podía ser menos, participó también la familia de Tina. Su hija Tamara quiso dar las gracias a Fevesa por el homenaje a su madre. «Es muy bonito que haya sido a través de un árbol, porque es dar vida», señaló. Vida como la que representa la pequeña Jimena, de un mes y medio de edad, hija de Tamara, nieta de Tina. La alegríade saber que iba a ser abuela acompañó a la edil en sus últimos días, como ayer recordaban muchos de los asistentes.

Chema Collados y el actual vicepresidente de Fevesa, Florencio Martín, descubrieron un monolito de mármol a los pies del olivo. Un simple ‘Gracias, Tina’ recordará para siempre a una de las vecinas más comprometidas y luchadoras de Salamanca. El homenaje concluyó con la participación del grupo de baile charro de la asociación de vecinos El Tormes, dirigido por Berna Pérez. Porque Tina, también, se vestía de charra cuando la ocasión lo requería.

Y del jardín del recuerdo a Tina en la calle Maestro Marqués, la comitiva, políticos incluidos, se trasladó a la plaza de Maestro  Luna, donde se encuentra la sede de Fevesa. Allí se festejó el Día del Vecino con una gran castañada tradicional, en la que no faltaron los juegos populares y la música del cancionero salmantino.