El Norte de Castilla

Julio Pindado, junto a un cartel con las empresas fundadoras de Fundación Pro IME.
Julio Pindado, junto a un cartel con las empresas fundadoras de Fundación Pro IME. / WORD

Nace Fundación Pro IME: el apoyo más efectivo para tu empresa

  • Julio Pindado, catedrático de la Universidad de Salamanca y presidente de la Fundación

Hace unos días que se realizó el acto de presentación de la Fundación Pro IME, que se ha constituido con el fin de apoyar las actividades del Instituto Multidisciplinar de Empresa (IME) de la Universidad de Salamanca. Para conocer los fines de esta fundación entrevistamos a su presidente, el profesor Julio Pindado (Catedrático de la Universidad de Salamanca).

–¿Quién ha promovido la Fundación Pro IME?

–Es una iniciativa que he promovido yo y he invitado a las empresas que más han venido colaborando en los últimos años con el IME. Aunque son 15, es de justicia que las mencione a todas. Por ello, quiero reflejar mi más sincero agradecimiento por aceptar mi invitación a las siguientes empresas: Bernardo Hernández, Copasa, El Secretario, Feltrero, Grupo Gildo, Ganadería Casaseca, Global Exchange, Jamones Blázquez, Grupo Recio, Toyota Hacha Motor, Protoinfo, Revisan, Santos Grupo, Sanven y Ternera Charra.

–¿Por qué nace Fundación Pro IME?

–Nace para prestar un apoyo más efectivo a las empresas en ámbitos que nos demandan y que hasta ahora no hemos podido atender en el seno del IME, todas ellas en buena medida ligadas a la inserción de jóvenes universitarios y al desarrollo económico de nuestro entorno. Nuestra idea es que introduciendo más eficiencia en la gestión, las empresas generan más riqueza que será compartida por toda la sociedad, en particular, se fomentará la creación de empleo y el consumo, dos pilares básicos para nuestro desarrollo económico. Dado nuestro carácter de fundación, nuestro propósito es apoyar a todas las empresas por igual, siendo esta una premisa compartida por todos los fundadores. Por ello, la fundación tiene unos fines que abarcan acciones complementarias al IME y otros que potenciarán lo que ya se viene haciendo con éxito desde el IME.

–¿Cuáles son los fines de Fundación Pro IME que complementan la acción del IME?

–En primer lugar, tenemos como objetivo la elaboración de estudios e informes para apoyar al tejido empresarial de nuestra región, prestando una especial atención a la protección del medio ambiente. También queremos promover todo tipo de actividades conducentes a potenciar el desarrollo rural de nuestra región y la sostenibilidad de nuestros recursos, pues pensamos que para evitar la despoblación debemos desarrollar actividades económicamente sostenibles en el entorno rural. Ambos fines están íntimamente ligados con otros dos que me gustaría destacar, como son potenciar el contacto empresarial de los jóvenes, inculcándoles una cultura empresarial, y desarrollar proyectos de inversión que supongan la atracción de capital al entorno más directo de la Universidad de Salamanca, principalmente a Salamanca y su provincia.

–¿Cuáles son los fines que pretenden potenciar las actividades del IME?

–En primer lugar, destaco el apoyo a IME Business School promoviendo másteres oficiales de calidad en función de las necesidades que nos manifiesten las empresas, destinados a un amplio público, desde recién titulados hasta directores generales. Sin duda, la fundación nos apoyará para cumplir con nuestro objetivo de ofrecer una formación conectada con la empresa, incrementando el porcentaje de alumnos que estudian con nosotros con el apoyo de una empresa, que el año pasado fueron el 90%. Con estos fines lograremos aún un mayor apoyo para la inserción laboral de los universitarios. Pero además, esta colaboración será muy intensa, pues otro fin de la Fundación es mejorar la cualificación de los directivos de las empresas e instituciones, con nuestras actividades formativas, destacando nuestro liderazgo en empresa familiar y agroalimentarias.

–¿Por qué destaca vuestra especialización en empresa familiar?

–El origen de todas las actividades que desarrollamos es la Cátedra de Empresa Familiar, que cuenta con el patrocinio por parte del Banco Santander. Eso nos permitió desde el inicio desarrollar actividades gratuitas para apoyar a las empresas familiares, las cuales se siguen realizando de manera gratuita, como la Jornada de Empresa Familiar celebrada el 15 de octubre. También hemos realizado distintos procesos de sucesión y otras actuaciones para ayudar a empresas familiares, pero quizás lo que más impacto ha tenido es el MBA en Dirección de Empresas Familiares. Este máster que en breve iniciará su novena edición ha ayudado a la profesionalización de muchas empresas familiares, formado tanto a miembros de la familia, como a profesionales externos que tienen el perfil adecuado para cada una de las empresas familiares, que nos transmiten sus necesidades de personal para llevar a cabo un proceso de profesionalización en la empresa.

–Dada vuestra gran especialización en empresa familiar, ¿Qué más se puede hacer desde Fundación Pro IME?

–La mayoría de las empresas son familiares, por lo que la labor de concienciación e información hacia estas empresas para que establezcan marcos de relaciones adecuados entre familia y empresa es aún muy necesitada. Por ello, Fundación Pro IME va a destinar esfuerzos para hacer llegar a estas empresas las claves para que una adecuada relación empresa y familia permita a la empresa familiar ser más eficiente, seguir creciendo y, sobre todo, que la empresa familiar se transmita a los sucesores y que esta cadena de sucesión no se rompa en la tercera generación como ha estado ocurriendo en el pasado en un porcentaje significativo de casos. También creemos que es necesario que se realicen más esfuerzos de las administraciones para que resulte más atractivo permanecer en la empresa familiar, pues en muchos casos si los descendientes de la familia no continúan con la actividad empresarial, el proceso de sucesión en la dirección de la empresa se complica mucho, lo que lleva a que si no se tiene un apoyo especializado (que puede prestar Fundación Pro IME) la empresa acaba desapareciendo.

–Y vuestra especialización en empresa agroalimentaria, ¿Por qué destaca?

–Nuestra premisa siempre ha sido escuchar las necesidades de las empresas de nuestro entorno y actuar para cubrirlas. Por ello, desde el primer momento empezamos a tener relaciones con empresas agroalimentarias, y hemos creado varios departamentos de exportación en el seno de estas empresas. Por tanto, nuestra especialización en empresa agroalimentarias ha sido un proceso natural. En este caso, las ayudas que el año pasado y este año también aporta la Junta de Castilla y León al IME para que directamente se apliquen a las empresas ha multiplicado nuestra actividad de selección y formación de personas para las empresas agroalimentarias. En concreto, hemos desarrollado dos programas que están siendo muy útiles para las empresas de este sector, que son el Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias que está diseñado para personas que trabajan, para que puedan complementar su formación en horario de fines de semana, concretamente viernes tarde y sábado mañana. De otra parte, el MBA en Dirección de Empresas Agroalimentarias, que cuenta con siete especializaciones, nos permite dar la formación que la empresa necesita para sus futuros empleados. Este programa ha tenido una gran aceptación como lo muestra el elevado número de becas que existen para cubrir las demandas de las empresas agroalimentarias que han confiado en el IME para esta misión.

–Dada vuestra gran especialización en empresa agroalimentaria, ¿Qué más se puede hacer desde Fundación Pro IME?

–La Fundación se centrará en apoyar a aquellas empresas que necesiten más ayuda para dar un salto hacia la industrialización de sus procesos. Por otra parte, de manera conjunta con los fines de apoyo al medio ambiente y desarrollo económico en el entorno rural, la Fundación Pro IME pretende utilizar la formación en el ámbito agroalimentario como una herramienta eficaz para aumentar la eficiencia y crecimiento de los negocios en el medio rural, con el objetivo que este apoyo contribuya a fijar población en el entorno rural. Este aspecto para nosotros es prioritario, pues Castilla y León es la mayor región de Europa y debe afrontar la despoblación que está sufriendo el medio rural con actividad económica sostenible.

–¿Puedes explicar algún ejemplo de apoyo a la inserción laboral de universitarios?

–En estos momentos tenemos 76 procesos abiertos por empresas que significarán la inserción de otros tantos jóvenes, e incluso más, pues podríamos llegar cerca de los 80 procesos de selección. De estos procesos destacaría los 4 que se realizan para Mapfre con el objetivo de seleccionar y formar personas que tienen capacidades distintas, esto es, que teniendo algún grado de discapacidad tiene más desarrolladas otras capacidades que les permitirán desarrollar un puesto de trabajo en Mapfre de manera competitiva. Recientemente, otra empresa, Súmate Marketing Online, también apostó por seleccionar un candidato con capacidades distintas. En este contexto, estimo que Fundación Pro IME realizará un papel muy importante para que cada vez haya más empresas que confíen en Selección IME para identificar y seleccionar personas con capacidades distintas que puedan cubrir con garantías puestos de trabajo en empresas que colaboran con el IME.

–¿Existirá una colaboración con otras iniciativas, como Selección IME?

–Sí claro, la Fundación Pro IME potenciará todas aquellas actividades del IME, que más apoyen a las empresas. Selección IME es una de las actividades estrella del IME, por lo que es lógico que haya una estrecha colaboración. En este sentido, la Fundación apoyará a los jóvenes promoviendo procesos de selección para que éstos tengan más oportunidades laborales en las empresas, sobretodo en nuestro entorno. Somos conscientes que este papel de mediación entre jóvenes y empresas es fundamental, por lo que pondremos en marcha en breve un servicio de mentoring para que todos nuestros alumnos tengan un mentor que les ayude en los primeros pasos que un joven da en una empresa, que suelen ser fundamentales para su desarrollo profesional.

–En su experiencia, ¿Cuál es la labor más complicada en un proceso de selección?

–Para mí lo más complicado y donde se concentra la clave de un proceso de selección es en casar adecuadamente expectativas de los candidatos y empresas. Por ello, Fundación Pro IME colaborará en los procesos de selección con el equipo de Selección IME, que tiene definidos métodos de trabajo para conocer las expectativas entre candidatos y las empresas. De esta manera, damos a las empresas un gran valor añadido que nos permite tener un gran número de procesos, siendo esta la clave que nos permite conocer las expectativas de los candidatos y sólo enviarles a aquellas empresas que van a colmar sus expectativas. Este aspecto nos ha permitido realizar varios procesos de selección complicados por la situación de la empresa, que han terminado con un gran éxito.

–¿Cómo determinará Fundación Pro IME cuáles son las empresas que necesitan su apoyo?

–Como he dicho antes, todos los fundadores somos conscientes de que se deben apoyar a todas las empresas por igual, por tanto, estamos abiertos a escuchar necesidades de todas las empresas. A partir de esta información se desarrollarán actividades que serán abiertas y gratuitas, mientras que el resto de actividades que supongan un mayor coste se realizarán a precio de coste, pudiendo participar todas las empresas que lo necesiten. En resumen, más que determinar empresas, nuestro objetivo será determinar necesidades que podemos satisfacer y dejar abierto a todas las empresas.

–Por último, entiendo que entonces se trata de una fundación abierta, ¿Cómo se puede participar o colaborar con la fundación?

–Sí, la fundación es totalmente abierta. Se constituyó con un número limitado de 15 empresas fundadoras por razones operativas, pues en otro caso hubiera sido imposible realizar la firma ante notario. Respecto a la pregunta que me haces, ya me la han realizado algunas empresas interesadas en participar, pero yo no puedo anticipar el cómo, pues debe determinarse en la próxima reunión del patronato. Pero sin duda, estableceremos un proceso sencillo para que otras empresas y personas puedan colaborar con la Fundación Pro IME. Además, estamos abiertos a colaborar con otras instituciones, empresas y personas que persigan fines similares a los nuestros, los cuales he detallado en esta entrevista.