El Norte de Castilla

Los jueces otorgan el 96% de las órdenes de protección que solicitan las mujeres

    fotogalería

    Gema Martín lee el manifiesto, que se acompañó con la proclamación de un decálogo y un minuto de silencio. / Manuel Laya

    • El primer semestre del año se saldó con 143 denuncias y 66 féminas con protección policial

    Un escalofriante aluvión de datos estadísticos envolvió ayer la reivindicativa celebración del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Las repulsas institucionales y ciudadanas contra la violencia machista se acompañaron con fríos datos estadísticos que permiten dimensionar de forma precisa y pormenorizada la incidencia de esta lacra social.

    En términos globales y simplificando este baile de cifras, las grandes conclusiones del abanico de actividades desarrolladas en torno a la conmemoración del 25 de noviembre ponen de relieve que las denuncias presentadas por las mujeres contra sus compañeros sentimentales o sus exparejas disminuyeron durante el primer semestre del año. Como contrapunto especialmente revelador, se detectó una llamativa subida de las solicitudes de órdenes de protección. Estas dos tendencias se vislumbraron durante los seis primeros meses del año tanto en el conjunto de Castilla yLeón como en el caso específico de la provincia de Salamanca, según se desprende de las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

    La nueva actualización estadística efectuada por los técnicos ministeriales pone de manifiesto que entre enero y junio de 2016 se contabilizaron en Castilla y León un total de 742 solicitudes de órdenes de protección, lo que constituye un sustancial incremento de 90 peticiones más en comparación con las computadas durante el mismo periodo de 2015. De estas 742 peticiones, los jueces denegaron 235, es decir, el 31,67%.

    No obstante, en el caso específico de la provincia de Salamanca las variables estadísticas ministeriales desvelan que durante los seis primeros meses del año un

    total de 61 mujeres tramitaron peticiones para obtener una orden de protección que las mantuviera a salvo y alejadas de sus maridos, novios o exparejas sentimentales. Los jueces salmantinos se mostraron especialmente receptivos a estos requerimientos, dado que concedieron 59 órdenes de protección de las 61 posibles y únicamente dos fueron denegadas. Traducidos estos escuetos dígitos a indicadores porcentuales, se otorgaron el 96,72% de las órdenes de protección demandas por la población femenina que atraviesa presuntas situaciones de riesgo y únicamente fueron desestimadas el 3,27%. Se trata, en definitiva, de unos porcentajes que difieren claramente de la media regional castellano y leonesa.

    Capítulo aparte es el volumen de denuncias formalizadas a lo largo de la primera mitad de la presente anualidad, que también son reflejados de forma detallada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Durante los seis primeros del año se computaron 2.179 denuncias por violencia de género en las nueve provincias de Castilla y León, lo que implica 51 denuncias menos en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, confirmando las nuevas tendencias que se están dibujando y oteando en el horizonte del dramático universo de la violencia contra las mujeres.

    Respecto a la provincia de Salamanca, acudieron a los juzgados y a los cuarteles de la Policía Nacional y Local y de la Guardia Civil para formalizar las correspondientes denuncias un total de 143 mujeres.

    La exploración estadística del Ministerio de Sanidad refleja, tal como recordó ayer Comisiones Obreras, que desde el año 2007 hasta el pasado mes de junio se cuantificaron en Castilla y León nada más y nada menos que 45.243 denuncias por este concepto. En la totalidad del territorio nacional la cifra sobrepasa con creces el millón, concretamente 1.251.605 denuncias. En dicho periodo se solicitaron en la región 14.090 órdenes de protección.

    A fecha 30 de septiembre de 2016 hay en Castilla y León 745 mujeres con protección policial activa, mientras que 220 hombres están cumpliendo condenas por la comisión de delitos relacionadas con la violencia hacia las mujeres. Además, 41 mujeres afrontar su cotidianidad diaria con el apoyo de dispositivos electrónicos de seguimiento.

    Extrapolando estos últimos números a la realidad provincial, Sanidad tiene localizadas en Salamanca a 66 mujeres que viven con protección policial activa, mientras que se realiza un seguimiento integral activo a 363. Además, hay 20 varones que están cumpliendo condenas por la comisión de este tipo de delitos.Y cuatro mujeres salmantinas, dentro de la población que soporta esta lacra, disponen de dispositivos electrónicos de seguimiento por culpa de esta violencia.