RicardoRivero, Antonia Durán, Miguel Ángel Andrés Llamas y Encarna Pérez.
RicardoRivero, Antonia Durán, Miguel Ángel Andrés Llamas y Encarna Pérez. / WORD

Derecho abre una clínica jurídica para ayudar a los colectivos más vulnerables

  • La nueva unidad se configura como un espacio de aprendizaje para los estudiantes, que atenderán casos reales planteados por las ONG

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Llevar el Derecho a la calle. Ésta es la filosofía que envuelve la creación de la Clínica Jurídica de Acción Social, un singular espacio de aprendizaje puesto en funcionamiento por la Facultad de Derecho, que se basa en la experiencia directa con las organizaciones no gubernamentales y las entidades involucradas en la defensa de los colectivos más vulnerables socialmente.

Las primeras clínicas jurídicas nacieron en Estados Unidos después de la gran depresión económica del año 1929, siendo concebidas como una forma de consultorio gratuito coordinado por los propios estudiantes de Derecho y como clara alternativa frente a una concepción elitista generalizada de la práctica jurídica. De aquel modo, los futuros graduados se aproximaban a la realidad social, la vez que ofrecían un servicio y adquirían práctica en el entorno profesional.

La Facultad de Derecho de la Usal ha retomado aquella iniciativa histórica con la constitución de la nueva clínica, uniéndose de esta forma el centro salmantino a las facultades pertenecientes a la Red Española de Clínicas Jurídicas.

La clínica iniciará su andadura con la participación de 24 estudiantes pertenecientes a los diferentes grados de la Facultad de Derecho, cuyo decano Ricardo Rivero recalcó que la Universidad debe tener una proyección de compromiso con la realidad social y no limitarse solo a la docencia y la investigación. Desde la clínica se atenderán las consultas que formulen las organizaciones no gubernamentales y serán los propios estudiantes los que ofrecerán respuestas desde el punto de vista jurídico, sirviéndoles también para mejorar su aprendizaje con casos reales de la problemática social.

La Clínica Jurídica de Acción Social abarcará varias áreas temáticas, como son la memoria histórica, que será coordinada por Ana Pérez Cepeda y Eugenia Torijano; mujer y discapacidad bajo la coordinación de Encarna Pérez Álvarez; innovación docente bajo la coordinación de la promotora de la clínica, Antonia Durán Ayago; consumo responsable y protección jurídica de los consumidores, a cargo de Miguel Ángel Andrés Llamas, así como el uso de Internet por parte de los menores, cuyo desarrollo afrontará Carmen González León.

Los promotores de la nueva experiencia académica, que concentrará sus actividades entre los meses de febrero y junio, quieren que ésta se incorpore al curriculum de los grados de la Facultad de Derecho como una asignatura optativa.