El Norte de Castilla

Gabriel de la Mora antes de dar su rueda de prensa.
Gabriel de la Mora antes de dar su rueda de prensa. / MANUEL LAYA

De la Mora lamenta la poca dedicación de La Salina con el área de Agricultura

  • Critica, en base a sus resultados, que Salamaq se lleve un tercio del total del presupuesto

El diputado de Ganemos Salamanca, Gabriel de la Mora, realizó ayer un análisis sobre la gestión que se ha llevado durante el último año del área de Agricultura de la Diputación.

De la Mora lamentó que, pese a la buena predisposición al diálogo del diputado delegado, Román Hernández, La Salina destina poco presupuesto a este área y, de hecho, la feria Salamaq –que no se gestiona directamente desde el área de Agricultura– «se lleva el 30% del presupuesto del área, demasiado para los resultados que al sector no le producen. Se podrían obtener los mismos con menos dinero y encima no nos han rendido cuentas», aseguraba.

También criticó la finca de Castro Enríquez, asegurando que es «una gran vergüenza». «Cualquier ganadero privado o la Junta acaban en poco tiempo con las enfermedades y aquí llevamos 20 años por puro capricho político», sentenciaba.

Además lamentó que los estudios que se realizan desde el área «carecen de control y estudio previo», recordando que no es hasta ahora cuando se va a contratar a un ingeniero agrónomo. «Para 2017 hay presupuestados 100.000 euros para investigaciones, pero en 2016 ha habido 80.000 para una decena de estudios que aunque algunos están bien otros son absurdos y se han entregado a amigos de la cúpula del PP».

De la Mora también aseguró que «la lonja no vale para nada, salvo el mercado de pasteros que es referencia nacional». «Falta mucho por mejorar y se han incumplido algunas normativas», añadió, asegurando que la prohibición de dejar entrar por la noche a los transportistas al recinto ferial «no fue una decisión mía».