El Norte de Castilla

El rector y la profesora María Paz Alonso presentaron el libro.
El rector y la profesora María Paz Alonso presentaron el libro. / M.L.

El imborrable legado de un jurista excepcional

  • La Usal rinde tributo a Tomás y Valiente con un libro que resume las jornadas celebradas con motivo de los 20 años de su brutal asesinato

Francisco Tomás y Valiente ejerció brillantemente el magisterio en la Facultad de Derecho de la Usal entre los años 1964 y 1980. Fue miembro de la Real Academia de la Historia, magistrado y presidente del Tribunal Constitucional y acabó siendo investido Doctor Honoris Causa del Estudio salmantino el 10 de marzo de 1995. Su trayectoria docente e investigadora como gran historiador del Derecho fue truncada brutalmente el 14 de febrero de 1996, cuando fue asesinado en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid por la banda terrorista ETA.

El prestigioso jurista ha vuelto a recibir un nuevo homenaje póstumo con la publicación del libro titulado ‘Francisco Tomás y Valiente. Memoria y legado de un maestro’, que recoge los contenidos de las jornadas celebradas el pasado mes de febrero en la Facultad de Derecho con motivo del XX aniversario de su muerte. El rector Daniel Hernández Ruipérez, acompañado en todo momento por la responsable de la edición y discípula del insigne jurista desaparecido, María Paz Alonso Romero, presentaron la obra, que se enmarca dentro de la Colección VIII Centenario de Ediciones Universidad de Salamanca. El libro sirve para rememorar las aportaciones de una de las personas más comprometidas en la construcción del Estado social y democrático de Derecho definido en la Constitución, según subrayó María Paz Alonso.

El rector recalcó que la publicación de «este libro espléndido» forma parte de las iniciativas impulsadas por el Vicerrectorado para la Conmemoración del VIII Centenario, que «tratan de divulgar los académicos más reconocidos que ha tenido este Estudio, entre los que se encuentra sin duda Tomás y Valiente a quien, por desgracia, convirtieron en mártir de la democracia» tras su trágico asesinato. La profesora Alonso Romero resaltó que para ella «fue todo un privilegio tenerlo como maestro y por eso era necesaria esta iniciativa». También desveló que, cuando Tomás y Valiente fue tiroteado en su despacho, estaba embarcado en un nuevo proyecto investigador sobre la historia del Constitucionalismo, como se refleja en los apuntes que tenía escritos entonces.

El libro, al igual que sucedió durante las jornadas, se estructura en torno a las cuatro líneas más relevantes de la producción científica de Tomás y Valiente. Se abordan en sus páginas desde la novedosa posición metodológica en la Historia del Derecho que representó Tomás y Valiente hasta sus estudios pioneros en la historia del Constitucionalismo y el análisis crítico de la Constitución de 1978, pasando por sus contribuciones a la historia del Derecho Penal y Procesal y del poder político en el Antiguo Régimen. María Paz Alonso subrayó que la escuela de discípulos que dejó Tomás y Valiente en la Facultad de Derecho de Salamanca incluye otros destacados nombres de profesores, como Javier Infante, Salustiano de Dios y el exdecano de Derecho, Benjamín González Alonso.