El Norte de Castilla

La céntrica plaza Colón será más accesible y contará con juegos infantiles

  • El Ayuntamiento ha iniciado también los trabajos para remodelar las aceras de las calles Bermejeros, Correhuela y Aire

Las obras de la Plaza Colón de Salamanca comenzaron ayer con el propósito del Ayuntamiento de que sea «accesible» al eliminar desniveles y que cuente con un espacio de juegos infantiles.

Estas tareas, que se llevarán a cabo sin modificación de la estructura y con el mantenimiento del arbolado existente, se prolongarán durante tres meses y contarán con un presupuesto de adjudicación de 85.341 euros.

El Consistorio explicó que la zona de juegos infantiles contará con una altura inferior a 1,40 metros para «evitar que entorpezca la vista del parque» y que se sumará un circuito de aparatos de gimnasia biosaludable», lo que supondrá la primera zona de este tipo en todo el casco histórico.

Esta actuación se suma así a la remodelación de los parques Jesuitas, Villar y Macías y Baleares, que ya está en marcha con el objetivo de «convertir estos espacios en lugares accesibles, de convivencia intergeneracional y de ocio para toda la familia», indicaron desde el Ayuntamiento.

Por otra parte, también comenzaron ayer las obras para mejorar la accesibilidad de las calles Bermejeros, Correhuela y Aire. Los trabajos, con un presupuesto de adjudicación de 56.127 euros, un 32% menos que el de licitación, concluirán antes del comienzo de la Navidad.

En concreto, se remodelarán las aceras en la intersección de las calles Correhuela, Bermejeros y Portal de Camiñas; y se convertirá en plataforma única la de Bermejeros con la calle Aire, mejorando en ambas zonas su accesibilidad para facilitar la movilidad a los peatones. En el caso de la calle Correhuela, además, se actuará en las aceras hasta el cruce con la calle Gómez Moreno. Para ello se ejecutarán 147 metros lineales de granito, más de 185 metros cuadrados de losa de granito y 75 metros cuadrados de adoquinado de granito, así como más de 37 metros cuadrados de pavimento táctil de gratino. Además, se aglomerarán cerca de 1.000 metros cuadrados de calzada en dos capas hasta enrasar la calzada con la acera existente.

Estas obras se enmarcan en las diferentes actuaciones que está llevando a cabo el Ayuntamiento para seguir mejorando la ciudad. La próxima semana comenzará la urbanización de la calle Segovia, en el barrio de Pizarrales, para dotarla de accesibilidad y reformar la red de agua y el alumbrado público.

Regulación del tráfico

Cabe recordar que con motivo de las obras de mejora de accesibilidad de la calle Bermejeros y sus entornos durante las próximas dos semanas los vehículos que accedan al aparcamiento subterráneo de Santa Eulalia deberán hacerlo por la calle Pozo Amarillo.