El Norte de Castilla

El Ayuntamiento guardará en un fichero las llamadas a la Policía Local

  • El Consistorio cederá datos a los jueces con fines penales y también podrá tener efectos disciplinarios para los empleados municipales

La polvareda política desencadenada meses atrás por la decisión del Ayuntamiento de constituir ficheros de datos de carácter personal a partir de la grabación de imágenes, mediante el uso de cámaras en diferentes edificios municipales, no se ha disipado, sino más bien todo lo contrario. El Consistorio ha decidido dar un paso más en su controvertida estrategia al incorporar dos nuevos ficheros a este voluminoso almacén de datos, que incluye tanto a vecinos como a funcionarios municipales.

El tercer teniente de alcalde, Fernando Rodríguez, hizo publicó días atrás un anuncio con forma de edicto, donde se detallan de forma pormenorizada los contenidos y las características de los nuevos ficheros. La disposición rubricada por el edil del PP ya ha entrado en vigor, tras insertarse el citado edicto el pasado martes en las páginas del Boletín Oficial de la Provincia.

Uno de los ficheros se refiere a los sistemas de acceso al parque de Jesuitas y el otro está vinculado a la grabación de llamadas en la centralita telefónica de la Policía Local. Según argumenta el tercer teniente de alcalde, ambos ficheros «cumplen las medidas de seguridad» estipuladas en la normativa vigente referida a la protección de datos de carácter personal. Además de su publicación en el BOP, el Ayuntamiento deberá comunicar la creación de los dos nuevos ficheros a la Agencia de Protección de Datos.

Cámaras de vigilancia

En el caso del parque de los Jesuitas, el fichero se nutrirá de las imágenes captadas por las cámaras municipales destinadas al control de los accesos al recinto, concretamente a través de las tres puertas del parque, que se encuentran ubicadas en la calle Príncipe de Vergara, la avenida de La Aldehuela y el paseo de San Antonio, que solo permanecen cerradas al público por la noche, concretamente entre las 23:00 y las 07.00 horas. Se pretende el control de los accesos al recinto mediante imágenes, con el fin de acometer «la vigilancia y la acreditación de lícitos administrativos, penales o disciplinarios del personal municipal», según especifica Fernando Rodríguez en su edicto del pasado martes.

El fichero recopilará datos de «las personas o los colectivos sobre los que se pretenda obtener datos de carácter personal o que resulte obligado suministrarlos», como son los casos de aquellas personas que accedan o salgan del recinto fuera del horario de apertura. Las imágenes también filmarán al personal municipal «a efectos disciplinarios».

Se contempla la posibilidad ceder o comunicar datos del fichero a los jueces, los tribunales, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y órganos municipales del Ayuntamiento. En cambio, no están previstas transferencias internacionales de datos de carácter personal.

El segundo fichero que estrenará el Ayuntamiento se asigna a la Policía Local y busca la recogida de datos de comunicantes, tanto ciudadanos como empleados municipales, con la Oficina de Comunicaciones Policiales (OCP) de la Policía Local. El fichero se desarrollará también a partir de un sistema automático de grabación de las llamadas telefónicas realizadas a esta oficina, conservando datos de filiación y objeto de cada llamada. Se abre también la posibilidad para de que este material sea utilizado como prueba a efectos penales y disciplinarios.

Voz y datos

Otra vertiente del nuevo fichero será la recogida de datos de carácter personal, correspondientes a ciudadanos y empleados municipales que comunican por los teléfonos no urgentes asignados a la Policía Local y por teléfonos internos del propio Ayuntamiento. Se contará, de esta forma, con ficheros de voz, pero también de datos, como son número de teléfono del interlocutor, sus datos de carácter personal y la ubicación y el tipo de la demanda.

Con este segundo fichero, el Ayuntamiento recopilará datos de carácter personal de ciudadanos y empleados municipales que comunican por los teléfonos no urgentes de la Policía Local, para la realización de demandas, consultas e información de eventos.

Frente a los dos nuevos ficheros, los ciudadanos podrán ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con los mismos, elevando sus consideraciones y peticiones ante el Servicio de Atención al Ciudadano, ubicado en el edificio municipal de la calle Íscar Peyra. Además, el fichero de la Policía Local será objeto de información en la página web institucional del Ayuntamiento, en el apartado referido a la Policía Local, así como dentro de la política de privacidad general de la sede electrónica municipal.