El Norte de Castilla

Asistentes a la jornada sobre Administración Local y Función Consultiva que se desarrolló ayer en la Delegación Territorial de la Junta.
Asistentes a la jornada sobre Administración Local y Función Consultiva que se desarrolló ayer en la Delegación Territorial de la Junta. / M.J. GUTIÉRREZ

La provincia es la tercera que más acude al control externo del Consejo Consultivo

  • De los 13.600 dictámenes aprobados por este organismo desde 2003, un total de 1.725 pertenecen a Salamanca

La provincia de Salamanca aglutina 1.725 de los 13.600 dictámenes aprobados históricamente por el Consejo Consultivo de Castilla y León, el 12,7% del total, y es la tercera que más acude al superior órgano consultivo de la Comunidad junto con las de León (3.430) y Burgos (1.955). En la evolución del número de dictámenes tiene un papel destacado, ejemplar, el Ayuntamiento de Salamanca, ya que se han emitido hasta la fecha 700 dictámenes a solicitud del Consistorio de la capital, que suponen el 40 por ciento de los correspondientes a la provincia. Así lo apuntó ayer en Salamanca el presidente del órgano de asesoramiento y control, Mario Amilivia, al inicio de una jornada sobre la Administración Local y la Función Consultiva en la Delegación Territorial de la Junta, organizada en colaboración con la Diputación de Salamanca y dirigida, como las celebradas en Zamora, Valladolid, León, Palencia y Burgos, a todos los ayuntamientos, en concreto a los operadores jurídicos de éstos, con voluntad de proximidad y de permanente servicio al municipalismo y a las personas.

Amilivia destacó que mediante todos estos dictámenes, producto de la función consultiva, se colabora con las administraciones públicas para que sus decisiones sean conformes al ordenamiento jurídico, ayudando a que acierten en la toma de decisiones con el mayor rigor y conocimiento posibles.

Como órgano de control externo, el Consejo Consultivo interviene preceptivamente en distintos supuestos, un control de legalidad garantizado al ejercerse la función consultiva con autonomía orgánica y funcional, objetividad e independencia.

Datos de 2015 y 2016

Conforme a la Memoria de la Institución correspondiente al año 2015, la provincia de Salamanca generó 55 de los 513 dictámenes aprobados en el ejercicio, el 10,7% del total; de los cuales, 36 derivaron de consultas de los ayuntamientos y 19 de consultas recabadas por la Administración autonómica a través de sus distintas Consejerías (13 de Sanidad, 4 de Fomento y Medio Ambiente, 1 de Economía y Hacienda, y 1 de Agricultura y Ganadería).

Más concretamente, la Diputación salmantina generó 5 dictámenes (dos sobre revisión de oficio y 3 sobre responsabilidad patrimonial), concentrando en total una treintena de ellos, en línea con el resto de las instituciones provinciales. Por su parte, el Ayuntamiento de la capital recabó 19 dictámenes, todos ellos por consultas sobre responsabilidad patrimonial, situándose junto con León y Burgos entre las tres ciudades que más consultas presentaron el 2015.

En relación al presente ejercicio, la provincia de Salamanca ya ha superado las cifras de dictámenes del año anterior al haberse aprobado 60 dictámenes de un total de 467. Con estos dictámenes, significó Amilivia, se ha garantizado que las administraciones sirvan al interés general y se han protegido los derechos de las personas en el ámbito de los procedimientos administrativos por reclamaciones a causa de daños u otras circunstancias.

Las reclamaciones por daños a causa de caídas en aceras, por el mal estado de las calzadas y por el deficiente funcionamiento de algunos servicios municipales generan la gran mayoría de las consultas recabadas por los ayuntamientos de la provincia, especialmente el de la capital.

En el ámbito de Castilla y León, cuatro de cada diez consultas tramitadas por el órgano de control derivan históricamente de las administraciones locales, más de 5.000, y cerca de 12.000 del total de dictámenes emitidos fueron resultado de consultas sobre responsabilidad patrimonial. Informes en los que se tutela el procedimiento administrativo y se depura la responsabilidad patrimonial, contribuyéndose a un considerable ahorro de dinero público.

Por otro lado, en la jornada que tuvo lugar ayer se incidió en la importancia del dictamen preceptivo del Consejo Consultivo en los procedimientos de responsabilidad patrimonial y otros expedientes tramitados por las entidades locales. Dictámenes preceptivos que, obligatoriamente, la administración debe solicitar ya que, de lo contrario, el acto o resolución que pudiera adoptar estaría viciado de nulidad de pleno derecho.

En este sentido, la secretaria-letrada jefe del Consejo Consultivo, la salmantina María García Fonseca, abordó con todo detalle la importancia del dictamen preceptivo en los procedimientos de responsabilidad patrimonial.

Una segunda ponencia versó sobre la función añadida del Consejo Consultivo como Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León; y en la tercera se abordaron las novedades de la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo, que implica nuevos trámites, especialmente de índole tecnológico.