El Norte de Castilla

La profesora se hace presente en la clase de Matemáticas a través del Double Robot.
La profesora se hace presente en la clase de Matemáticas a través del Double Robot. / ELVIRA G- RINCÓN

Clases desde Salamanca hasta México que simula la teletransportación humana

  • La profesora Elvira G. Rincón-Flores impartió clase en el Tecnológico de Monterrey en la universidad salmantina con el Double Robot que la facilitaba una mayor interactividad

  • El Double Robot, camina por el aula mediante órdenes dadas por la docente a través del teclado de su portátil

La tecnología educativa es cada vez más avanzada, y aunque aún no se puede hablar de bilocación o teletransportación, en este caso, la Universidad de Salamanca ha sido testigo de algo muy próximo pues la profesora pudo estar presente en México sin salir de la Facultad de Educación de la Universidad de Salamanca. Se trata de una práctica que ya es utilizada con normalidad en México, un sistema más avanzado que la teleconferencia o la vídeollamada. El profesor interactúa con sus alumnos mediante un robot, con ruedas por pies, y una pantalla como cabeza.

La profesora Elvira G. Rincón-Flores estaba así presente en el Tecnológico de Monterrey, (México), sin salir de Salamanca para impartir su asignatura de Matemáticas I.

Elvira G. Rincón-Flores es profesora de Matemáticas I en las carreras de Ingeniería y Ciencias Sociales y Negocios en el Tecnológico de Monterrey, a su vez es alumna del programa de doctorado de Formación en la Sociedad del Conocimiento de la Universidad de Salamanca donde desarrolla su tesis sobre ‘Gamificación basada en retos en ambientes de innovación abierta en el área de sustentabilidad energética’. Estos días ha estado en Salamanca para participar tanto en el Congreso Internacional Technological Ecosystems for Enhancing Multiculturality (TEEM), como en la semana doctoral. La profesora no quiso dejar desatendidos a sus alumnos durante estos días, para ello, el Centro de Desarrollo Docente e Innovación Educativa (CEDDIE) de su entidad educativa le proporcionó los sistemas que hicieron posible que pudiera dar a sus alumnos la atención precisa, tal como si ella estuviera en el aula.

En Salamanca eran las 20:30, cuando en Monterrey eran las 13:30 horas, momento en que comenzó su clase de Matemáticas I. Ella estaba en Salamanca, pero sorpresa para sus alumnos, que pudieron seguir la clase con normalidad con la presencia virtual de su profesora, que estaba a 8.535 kilómetros de distancia.

La Facultad de Educación de Salamanca ha recibido estos días numerosas e interesantes aportaciones teóricas en el ámbito de la educación, la docencia y comunicación, e incluso ejemplos prácticos como este gracias al congreso TEM y a su programa de doctorado. En este caso, se trata de una anécdota que la profesora mostró tan sólo a los más cercanos, pues en México ya es una práctica habitual, al menos en la universidad en la que ella trabaja.

En su caso fue la primera vez que hizo uso de este sistema y opina que es algo para hacer uso de forma ocasional.

En cuanto al funcionamiento del Double Robot se refiere, la profesora explica que «permite interactuar con los alumnos a distancia», y que «se mueve a través de las teclas del ordenador». Además «la página del Double Robot te ubica en el mapa geográficamente donde está el robot», en este caso exactamente a «8.535 kilómetro», según el sistema. Entre otras funciones, la profesora, que estaba presente en el aula con una imagen que se podía visualizar en la pantalla que hacía de cabeza del robot, puede elevar o bajar esta para ver mejor a los estudiantes y acercarse a ellos.

Fascinados

La profesora relata que algunos alumnos empezaron la clase con incredulidad y que una vez que participaron en el desarrollo de la misma fueron quedando «fascinados».

En cuanto a las ventajas, Elvira G. Rincón-Flores, lo compara con el vídeo, «porque hay interactividad y los alumnos de alguna manera están acompañador por la presencia del profesor, que se puede mover por el aula y preguntarles, algo que con Skype u otro programa no sería posible». En cuanto a los inconvenientes se refiere, la profesora Elvira G. Rincón Flores destacó uno para México y otro para España. Una desventaja fue la conexión, ya que en su departamento no era tan buena y «de pronto ellos me podían ver muy bien, pero a mí se me congelaba la imagen», con lo cual considera que «estos aspectos hacen que el sistema no fluya como uno quisiera». El inconveniente que tiene que ver con Salamanca es la dificultad de encontrar un espacio donde realizar dicha teleconferencia, aunque en su caso tuvo suerte de poder hacer uso de un aula vacía de la Facultad de Educación, en España no es tan fácil como en México encontrar espacios tranquilos para estas prácticas cada vez más necesarias.