El Norte de Castilla

Enrique López Poveda, Juan Manuel Corchado, Julio Rodrigo Dacosta y Ángel F. Porteros.
Enrique López Poveda, Juan Manuel Corchado, Julio Rodrigo Dacosta y Ángel F. Porteros. / ONDA CERO

La Usal patenta un implante coclear que podrán usar 300 millones de personas

  • La multinacional austríaca MED-EL comercializará el producto ideado por los investigadores del Instituto de Neurociencias de Castilla y León

La Universidad ha logrado comercializar una patente internacional, que consiste en la utilización de un nuevo y revolucionario implante coclear que mejora la audición de las personas con sordera en entornos ruidosos. El innovador sistema aumenta la capacidad auditiva de una persona sorda en un promedio de entre dos y tres decibelios en entornos ruidosos, pudiendo llegar incluso hasta los seis y, previsiblemente, tardará al menos un año en ponerse en circulación en el mercado.

La comercialización del nuevo implante coclear quedó garantizada ayer con la firma del contrato de licencia de esta patente internacional, desarrollada por investigadores del Instituto de Neurociencias de Castilla y León de la Usal. La oficialización del acuerdo contó con la participación del vicerrector de Investigación y Transferencia, Juan Manuel Corchado; el director general de la multinacional austríaca MED-EL para España y Portugal, Julio Rodrigo Dacosta; el profesor e investigador de la Usal, Enrique López Poveda, y el subdirector del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, Ángel Fernando Porteros.

La nueva patente, fruto de 10 años de investigaciones e ideada por un equipo de 11 personas, contará con un público potencial de posibles usuarios en el mundo que se eleva a los 300 millones de personas. Los inventores del nuevo implante coclear ven posible también su utilización y generalización durante los próximos tres años, que es el periodo de duración del acuerdo, por las personas que utilizan audífonos en su vida cotidiana. La mencionada mejora en decibelios –entre dos y tres con posibilidad de alcanzar los seis– «marca la diferencia precisamente entre entender o no una conversación de dos personas».

El nuevo implante se ha probado ya en diez pacientes, cinco de habla española, cuatro angloparlantes y uno de alemán, «para demostrar que el beneficio es para múltiples idiomas y no sólo para uno».

Rodrigo Dacosta recalcó que el reto de su compañía pasa por «acabar con la sordera como una barrera para la comunicación y la calidad de vida de las personas». El coste de un implante coclear oscila actualmente entre los 21.000 y los 23.000 euros en Europa y, en el caso de España, se encuentra dentro de la cobertura de la Seguridad Social. La media europea en los países de nuestro entorno oscila entre los 35 y los 38 implantes cocleares por cada millón de habitantes, mientras que en España solo hay 14 implantes por el mismo volumen de población.

El vicerrector Juan Manuel Corchado destacó que el Instituto de Neurociencias de Castilla y León es un centro de referencia nacional e internacional, que ha sido capaz de aportar una patente que se va a explotar en el continente europeo, Estados Unidos, China y Australia. La Usal dispone actualmente de 115 familias de patentes y y 100 derechos de propiedades intelectuales, lo cual generó 118.000 euros en ingresos en 2014 y 128.000 euros más en 2015. Este importe volumen, según puntualizó Corchado, «se multiplicará de forma significativa» si la institución académica continúa la línea de transferir la investigación que genera a las multinacionales.