El Norte de Castilla

Los alojamientos privados de uso turístico tendrán en 2017 regulación legal

    Un momento de lal inauguración del congreso de los hoteleros españoles.
    Un momento de lal inauguración del congreso de los hoteleros españoles. / Manuel Laya
    • El Congreso de Hoteleros Españoles reclama a las administraciones que finalicen con esta «competencia desleal»

    La Junta de Castilla y León regulará el año próximo los alojamientos privados de uso turístico, para evitar la competencia desleal que implican hacia el sector hotelero tradicional. Así lo ha anunciado el director general de Turismo del Gobierno regional, Javier Ramírez, en la inauguración oficial del Congreso de Hoteleros Españoles que se celebra hoy y mañana en Salamanca. La Junta se hace eco así de las peticiones realizadas desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, cuyo presidente, Juan Molas, calificó de «lacra» la proliferación de apartamentos y residencias privadas que se ofrecen en páginas webs como alojamiento para turistas. «Una oferta descontrolada e ilegal que supone economía sumergida y que crea problemas para la ciudadanía y para la imagen de la ciudad», sentenció, para pasar a lamentar la «impunidad» con la que actúan las plataformas web que funcionan como germen de esta forma de turismo, «mal llamada economía colaborativa», en palabras de Molas.

    El presidente de CEHAT pidió también a sus compañeros que no se duerman en los laureles y en los buenos números de las últimas temporadas y recordó que España ha salido beneficiada por la inseguridad que los atentados terroristas han provocado en otros destinos. Por ello, solicitó que los hoteleros sigan apostando por la innovación y que los gobiernos locales y autonómicos garanticen la estabilidad del sector sin «penalizaciones fiscales».

    Y es que el turismo es la primera industria de España y de Castilla y León, tal y como señaló el director general Javier Ramírez, quien ofreció en su intervención en el Palacio de Congresos algunos datos. «Más de 70.000 personas de la Comunidad trabajan en este sector, que tiene un impacto de 1.800 millones de euros y que supone el 10% de nuestro PIB». Números que también se reflejan en la oferta, que ha aumentado un 12% en los últimos años, hasta llegar a las 100.000 camas en toda Castilla y León. Ramírez destacó asimismo el «prestigio» de Salamanca en materia turística, apuntando que hasta octubre de 2016 el turismo en la ciudad ha aumentado un 8% y las pernoctaciones un 6,5%.