El Norte de Castilla

Afamados sabios televisivos

    Los populares concursantes de ‘Saber y Ganar’ y‘Pasapalabra’ posan sonrientes en la puerta de la Librería Quercus.
    Los populares concursantes de ‘Saber y Ganar’ y‘Pasapalabra’ posan sonrientes en la puerta de la Librería Quercus. / Rubén Ramos
    • Una nueva librería congrega a 22 concursantes de ‘Saber yGanar’ y ‘Pasapalabra’

    Saludaban amablemente y siempre con una encantadora sonrisa en sus radiantes rostros a las decenas de curiosos entusiastas que se agolpaban frente a la librería Quercus para conversar y fotografiarse con ellos. Veintidós afamados concursantes de programas tan exitosos como ‘Pasapalabra’, ‘Saber y Ganar’ y Boom’ se reencontraron ayer en esta nueva librería de la céntrica calle Meléndez para rememorar anécdotas de sus célebres periplos por la pequeña pantalla y también para robustecer los lazos de amistad que han entablado entre ellos. La quedada de concursantes se efectuó en esta ocasión en la capital salmantina, sirviendo de efusivo apoyo, precisamente, a uno de ellos -el salmantino Héctor Puertas–, quien ha invertido una parte de lo ganado en los concursos televisivos en la apertura de esta singular librería, especializada en los libros antiguos y de segunda mano.

    El reencuentro congregó a caras tan populares como las deJerónimo Hernández de Castro ‘Jero’, José Pinto, Javier Dávila, Paz Herrera y Montse Cano, entre otros. De los 22, seis eran salmantinos y el resto se desplazó a la capital delTormes desde diferentes confines de la geografía nacional, como Cantabria, Madrid, La Gomera, Galicia y el País Vasco.

    Todos ellos atesoran un profundo bagaje enciclopédico, que les ha servido para ganar dinero y mejorar su economía doméstica gracias a su sabiduría.La que más dinero se ha llevado por sus apariciones televisivas es la arquitecta cántabra Paz Herrera, quien deslumbró a la audiencia durante su participación en 87 programas a lo largo de dos años. En total, la televisión supuso para ella 1,3 millones de euros, «pero el 55% se lo ha quedado Hacienda», tal como ella misma reconocía.«Me parece muy mal y no es justo, porque si compras un simple boleto de lotería y te toca, solo tienes que pagar el 25% por ciento sin haber hecho ningún esfuerzo, al contrario de lo que ocurre si concursas en programas de televisión». En su caso, debía desplazarse cada semana a Madrid para grabar durante tres días, con nueve programas a razón de tres por cada jornada. «Lo bueno –reconoció– es que te pagan siempre el desplazamiento y el hotel».

    Los 700.000 euros que se llevó finalmente Hacienda ha supuesto que la cuantía final del dinero que ella obtuvo en sus apariciones televisivas haya quedado reducida a unos 500.000 euros, que los ha destinado a asegurarse la jubilación. También confesó que, en su caso particular, la clave de su éxito se fundamentó «en estar tranquila y dominar los nervios», más que en los propios conocimientos acumulados.