El Norte de Castilla

Isidora Hidalgo cumple un siglo de vida en la festividad de San Martín de Tours

    La asociación de mayores posó junto a la imagen de San Martín de Tours tras la procesión, con la centenaria en primer lugar.
    La asociación de mayores posó junto a la imagen de San Martín de Tours tras la procesión, con la centenaria en primer lugar. / María Jesús Gutiérrez
    • La asociación de mayores de San Martín del Castañar celebró ayer el día de su patrón con una jornada en la que tuvo lugar un cumpleaños muy especial

    Cada 11 de noviembre, la Asociación de Mayores San Martín de Tours de San Martín del Castañar celebra la festividad de su patrón con un programa idéntico que en la jornada de ayer se vio modificado por un hecho muy especial: el cumpleaños de una de sus vecinas, Isidora Hidalgo Iglesias, que cumplía 100 años y se convertía en la protagonista de esta celebración.

    Aunque ayer fue el día grande de esta fiesta, la asociación de mayores inició las celebraciones en la tarde del jueves con las vísperas, un alegre pasacalles y la alborada a San Martín de Tours, que concluyó con una chocolatada para todos los participantes.

    Tras un inicio tan alegre y dulce, ayer continuaron los festejos con un nuevo pasacalles amenizado por el tamborilero local Fernando Peña, que dio paso a la eucaristía concelebrada por el párroco local, Esteban, y un sobrino de la centenaria, Javier. Ambos se refirieron durante la celebración tanto a la personalidad de San Martín de Tours -«militar por obligación, obispo por elección y monje por devoción», que se convirtió en un santo generoso, representado en la iconografía repartiendo su capa para los necesitados- como a la de Isidora Hidalgo Iglesias, que ha sabido en estos cien años de vida sortear los obstáculos que se ha encontrado en el camino.

    Fue una eucaristía de acción de gracias, por la larga vida de una de las vecinas, por los habitantes del municipio, por las embarazadas y los recién nacidos, que continúan llenando de vida el pueblo; pero también una misa en la que no faltaron las peticiones, por los enfermos, los desamparados, los necesitados... Una eucaristía en la que no faltaron las ofrendas de los miembros de la asociación realizadas tanto por vecinos de San Martín del Castañar como por otros de Las Casas del Conde y de San Miguel de Robledo, y es que la Asociación San Martín de Tours congrega a mayores de estas tres localidades vecinas.

    Acabada la eucaristía y bendecida la imagen de San Martín, antes de que saliera en procesión, una sobrina de la homenajeada quiso dedicar unas palabras a Isidora Hidalgo en nombre de toda su familia, recordando que ayer era «un día de alegría, felicitación y acción de gracias porque hoy cumple un siglo en San Martín del Castañar, donde ha pasado toda su vida y sólo ha salido en alguna ocasión puntual animada por su hija».

    Con estas palabras se iniciaba una carta en la que se recordaba la niñez y juventud de Isidora Hidalgo, junto a sus padres Manuel y Antonia y a sus hermanos. Posteriormente, Isidora se casaría y tendría dos hijos quedando viuda a los 33 años y desde entonces el sentido de su vida fue la crianza de sus hijos, para lo que cultivó la tierra (huertos y viñas), crió ganado y hacía puntillas de ganchillo sin perder ni un solo momento. Los años fueron pasando y envejeció, pero «cada atardecer es tan bello como el amanecer», señaló su sobrina, quien afirmó que ahora Isidora es cuidada y mimada por su familia, por su hija Tere con la que vive y su hijo Evaristo desde la cercanía, que le han dado cuatro nietos y dos bisnietos. Ahora «con 100 años y la cabeza en su sitio vive con tranquilidad», por lo que su sobrina en nombre de toda la familia dio gracias a Dios por una vida tan larga, a la vez que le pidió que siga disfrutando de su merecido descanso.Y para acabar, y a petición del párroco, todos cantaron el «Feliz en tu día, Isidora que Dios te bendiga..».

    Tras este acto tan emotivo continuó la fiesta con la procesión con la imagen de San Martín de Tours alrededor del templo, para seguir con un convite ofrecido por la familia de Isidora en el salón parroquial, momento en el que el alcalde, Alfonso Buenaventura Calvo, en nombre de todo el pueblo le hizo entrega de una placa y le dirigió unas palabras, mientras que sus sobrinos le entregaron otra placa conmemorativa.

    Por su parte, la asociación de mayores siguió la fiesta con comida, a la que asistieron unos 50 comensales, teatrillo, merienda y baile.