El Norte de Castilla

El Ayuntamiento adeuda 80 millones a los bancos por créditos de dos décadas

Reunión del pleno del Ayuntamiento de Salamanca bajo la presidencia del alcalde Alfonso Fernández Mañueco.
Reunión del pleno del Ayuntamiento de Salamanca bajo la presidencia del alcalde Alfonso Fernández Mañueco. / WORD
  • Ciudadanos aboga por refinanciar la deuda y recuerda que dos de los préstamos los suscribió el PSOE en 1993 cuando Jesús Málaga era alcalde

La deuda histórica que arrastran las arcas del Ayuntamiento vuelve a ubicarse en el ojo del huracán político e informativo. Los cuatro grupos municipales con representación en el Consistorio de la capital del Tormes –Partido Popular, PSOE, Ciudadanos y Ganemos– celebraron ayer una sesión extraordinaria de la Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior, donde los ediles confrontaron tesis y pareceres sobre el delicado estado de salud de la economía municipal.

La aprobación del Plan Económico y Financiero se vio empañada por una agria polémica política, generada a partir del estudio y el análisis que llevaron a cabo los concejales de los cuatro grupos en torno a los 80 millones de euros que debe amortizar el Ayuntamiento a diferentes entidades bancarias y financieras por créditos concedidos a lo largo de las dos últimas décadas, que no han sido devueltos y reintegrados por el Consistorio a estas entidades.

Los 80 millones que cuantifican económicamente este considerable débito corresponden con 11 créditos que formalizó el Ayuntamiento con diferentes bancos durante los últimos 23 años, remontándose los primeros préstamos al año 1993, cuando el socialista Jesús Málaga gestionaba la Alcaldía de la ciudad. Esta puntualización histórica, de especial significación política, fue aportada ayer por el portavoz municipal de Ciudadanos, Alejandro González Bueno, quien resaltó que el Ayuntamiento, con fecha del pasado 30 de septiembre, tiene pendiente de amortizar exactamente 80.277.110,8 euros, que corresponden con once créditos formalizados por el Consistorio con varias entidades bancarias.

De los once créditos pendientes de amortizar, dos fueron suscritos por el PSOE cuando gobernaba la ciudad hace dos décadas a través del entonces alcalde socialista Jesús Málaga, siendo formalizados en 1993. El portavoz municipal de Ciudadanos lamentaba ayer en su cuenta de Facebook que «aún estamos pagando dos créditos de la época socialista del Ayuntamiento», dado que en el año 1993 se pidieron dos créditos «por valor de 44 millones de euros y, a día de hoy, faltan por amortizar ocho millones de euros», lo que «nos cuesta a los salmantinos, solo en intereses, casi 47.000 euros al año».

Este preocupante e inquietante horizonte económico que se oteó en la Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior no impidió que se articularan fórmulas para intentar mitigar las graves repercusiones de los créditos que siguen pendientes de amortización. Ciudadanos consideró que una parte de los créditos objeto de este nuevo rifirrafe político puede ser objeto de una refinanciación, con el fin de mitigar los negativos efectos que pesan sobre el Ayuntamiento.

Alejandro González Bueno especificó que «hay un crédito con el BBVA del año 2010, por el que se pidieron 12.185.929,75 euros y con un TAE del 1,065%, que arroja que el Ayuntamiento esté pagando anualmente 127.528,44 euros solo en concepto de intereses». El portavoz municipal de la formación naranja sostuvo que resulta factible entablar negociaciones con la entidad financiera para reducir el tipo de interés. «Lo mismo ocurre –detalló González Bueno– con otro préstamo con el BBVA con el mismo tipo de interés», que data del año 2009, que «solo en intereses nos cuesta a los salmantinos 98.750,01 euros anuales».

El edil de C’s aprovechó la reunión extraordinaria de ayer para solicitar que se ordene a la tesorería del Ayuntamiento el inicio de negociaciones para obtener unas nuevas condiciones, que resulten más favorables para los intereses del Consistorio. De esta forma, se podría lograr que el abono de los débitos que acumula el Ayuntamiento con los bancos «resulte menos oneroso».

Los planteamientos esgrimidos por Ciudadanos fueron matizados y rebatidos desde las filas socialistas. El portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos, matizó que los 80 millones que se adeudan a los bancos por créditos que todavía no han sido amortizados solo engloban ocho millones referidos a dos préstamos de los años del gobierno municipal de Jesús Málaga. «Esos ocho millones solo representan el 10% de los 80 millones y la mayoría de los créditos se solicitaron entre los años 2004 y 2010», cuando el PP gobernaba con Julián Lanzarote de alcalde.

El edil socialista respondió con una irónica contundencia a las aseveraciones económicas de Alejandro González Bueno, agregando en este sentido que «resulta absurdo que Ciudadanos recurra a estos conceptos y argumentos, que son los que acostumbra a utilizar Fernando Rodríguez», aludiendo así a los posicionamientos públicos que viene abanderando el concejal de Hacienda, portavoz municipal del PP y tercer teniente de alcalde.

Ciudadanos exteriorizó ayer su conformidad con la evolución de la deuda municipal, que a fecha 31 de diciembre de 2014 ascendía a 105 millones de euros, justo seis meses antes de que los ediles naranjas entraran en la corporación municipal. Previsiblemente el débito a finales de este año disminuirá hasta los 77 millones y en 2017 bajará a los 66, cerrando el año 2018 con solo 56 millones, con un nivel de endeudamiento de únicamente un 38,32%.